Author image

Una guía espiritual para el moribundo (Biblioteca Colombina)

El Ars moriendi, manual religioso para la buena muerte, surge en el siglo XV con la finalidad de proporcionar al creyente un compendio de la tradición cristiana sobre el tránsito, con imágenes ilustrativas que facilitasen las enseñanzas necesarias en el momento de la agonía. Respuesta innovadora de la Iglesia Católica, ante las cambiantes condiciones por el azote de epidemias y de continuas guerras, que ofrece la asistencia de un “sacerdote virtual” con capacidad de llegar al lecho de cualquier moribundo.

ARS MORIENDI “Quamvis secundum philosophum”. [Alemania meridional: Augsburgo?, hacia 1470?]. BCC, 4-5-10(3).

El ejemplar, conservado entre los libros de Hernando Colón en la Catedral de Sevilla, destaca por su extrema singularidad, no solo por tratarse de un incunable xilográfico, sino por ser el único completo conocido de esta edición. De los libros xilográficos, o libros obtenidos mediante la impresión de planchas de madera grabadas en bloque con textos o ilustraciones (técnica existente con anterioridad a la invención de la imprenta con tipos móviles), uno de los primeros y más conocidos fue la Biblia pauperum (Biblia de los pobres), destacando también el Speculum humanae salvationis (Espejo de salvación humana) y las popularísimas ediciones del Ars moriendi (literalmente Arte de morir), producciones en las que predomina la imagen sobre el texto, la temática religioso-moral y la intención pedagógica.

En este pequeño tratado se presenta el drama de la muerte en su sentido religioso, para que el moribundo pueda prepararse de una manera adecuada y conseguir la salvación de su alma. Trata, por tanto, de la confortación espiritual en el último instante de la vida terrenal, y aporta ilustraciones típicamente medievales, con una página de texto para cada ilustración, colocadas de forma que queden enfrentadas una vez abierto el libro. El opúsculo estuvo destinado en un primer momento al clero dedicado a ayudar al moribundo en sus últimas horas, pero muy pronto fue el manual de todos los fieles y uno de los libros piadosos más populares.

La edición, realizada posiblemente en Augsburgo sobre 1470, se compone de catorce hojas de tamaño folio, con grandes caracteres góticos, y trece láminas ilustrativas. Los grabados, pese a su tosquedad, presentan un alto nivel de expresividad. En todos ellos el moribundo es mostrado en su lecho, atormentado por diablos y sufriendo las cinco tentaciones: dudas de la fe, desesperación ante sus pecados, impaciencia causada por el propio sufrimiento, la soberbia de la vanagloria y, por último, la acechanza de la avaricia. Para contrarrestar estas tentaciones cuenta con la ayuda de Dios manifestada a través de la figura del ángel, y de otros personajes piadosos.

En el verso de la última hoja anotó Hernando Colón las condiciones de su adquisición: Este libro costó en Nerumberga 2 craiçer por deziembre de 1521 y el ducado de oro vale 86 craiçer. En esta ciudad alemana entre diciembre de 1521 y principios del año 1522 adquirió más de 700 libros, en uno de sus desplazamientos para realizar nuevas compras aprovechando la circunstancia de formar parte del séquito de Carlos V en el viaje para su coronación como emperador en Aquisgrán.

Antonio Segura Morera

Bibliotecario de la Catedral y Arzobispado de Sevilla


0 comentarios

Esta entrada no tiene comentarios

dejar un comentario

Deja tu comentario

Su cuenta de correo no será publicada. Los campos señalados son obligatorios. *

Calendario de Eventos

« enero 2020 » loading...
L M X J V S D
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
Ver más

Síguenos