Últimas noticias

Leyendo la Biblia, descubrimos que algunos elegidos de Dios escucharon su voz como Caín, Moisés, Gedeon, Samuel y Jeremías pero ninguno vieron su rostro, por eso nos dice San Juan que “A Dios nadie le ha visto jamás, pero el Hijo que está en el seno del Padre nos lo ha comunicado todo” (Juan 1, 18). Y en San Mateo 11, 27 Jesús nos dice: “Mi Padre me lo ha comunicado todo y nadie conoce bien al Hijo sino el Padre y nadie conoce bien al Padre, sino el Hijo y aquellos a quienes el Hijo se los quiera revelar

BAUTIZO DE CRISTOPero ¿quién es Jesús? El Padre se encargó de decirnos quién es Jesús. Después de ser bautizado Jesús en el Jordán se rasgaron los cielos y se oyó una voz que venía del Cielo: “Éste es mi Hijo amado en quien me complazco” (Mateo 3, 17). Y en el momento de la Transfiguración, envueltos en aquella luz misteriosa, se oyó la voz que venía del Cielo y decía: “Éste es mi Hijo amado en quien me complazco, escuchadle”.

Y Jesús ¿qué dice de Dios? En un momento en el que casi nadie se atrevía a pronunciar el nombre de Dios, Jesús tiene la “osadía y el atrevimiento” de decir que Dios es su Padre e indirectamente está afirmando que Él es el Hijo de Dios. Y esta palabra, “Padre”, no la pronunció una sola vez como por descuido, sino que la repite decenas y decenas de veces y lo hace en distintas circunstancias, con distintas formas y distintos acentos: “Mi Padre, Padre mío, ¡oh! Padre y en el Huerto de los Olivos según el Evangelio de San Marcos utiliza la palabra aramea, “Abbá” que es el equivalente a nuestro papá.

Te invito a que tú leas directamente el Evangelio de San Juan, capítulos 14, 15, 16 y 17 y verás cómo durante la última cena Jesús llama Padre a Dios más de cuarenta veces. Éste es el nuevo nombre de Dios que nos revela Jesús.

Sabíamos que Dios era creador, todopoderoso, clemente y misericordioso pero no conocíamos su nuevo nombre, “Padre” que nos manifiesta lo más íntimo de Dios: “Padre”.

Y ¿qué más nos reveló Jesús? Jesús, ya resucitado, dijo a Magdalena: “Vete y di a mis hermanos que subo a mi Padre que también es vuestro Padre”. Ésta sí que es la asombrosa y última noticia sobre el hombre, su grandeza y su misterio. Dios es Padre de Jesús y Padre nuestro, tuyo y mío y de todos los hombres, por eso podemos orar como nos enseñó Jesús: “Padre nuestro………”.

Luego todos hijos del Padre Dios, todos hermanos y Jesús nuestro Hermano. Pero distingamos bien: Jesús es el Hijo de Dios por generación, nosotros por adopción. Él es el Hijo de Dios por naturaleza y nosotros somos hijos de Dios por gracia, pero verdaderos hijos.

Escuchemos con asombro lo que nos dice San Juan en su primera carta (3, 1): “Mirad que amor tan grande nos ha tenido Dios que no solamente nos llamemos hijos sino que lo somos de verdad”.

Todas estas últimas noticias sobre Dios y sobre el hombre ¿quién nos las ha comunicado? Escuchemos a Jesús ante Pilatos: “Para esto he nacido Yo y para esto he venido Yo al mundo para dar testimonio de la verdad. (Juan 18,  37)

Recojamos con asombro y gratitud, con alegría y gozo las palabras de Jesús. Tú y yo y todos los hombres podemos decir: “El Señor hizo en mí maravillas. Gloria al Señor.”

Seguiremos reflexionando. Con el cariño de PUBLIO ESCUDERO

 

 


0 comentarios

Esta entrada no tiene comentarios

dejar un comentario

Deja tu comentario

<

Calendario de Eventos

« noviembre 2020 » loading...
L M X J V S D
26
27
28
29
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2
3
4
5
6
Ver más

Blogs

Síguenos