Author image

Lunes de la X semana del Tiempo Ordinario

“El auxilio me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra”. Con estas palabras del salmo 120 respondemos a la Palabra de Dios en la Eucaristía de hoy.  Con ellas reconocemos que en la vida cristiana todo es gracia, pues es el Señor el que nos da el querer y el obrar por medio de su Espíritu.  Todo lo que somos y tenemos lo hemos recibido de Dios de forma liberal y gratuita. Esto es así en el orden natural: el don de la vida, que cada mañana redescubrimos al despertar, el pan que robustece nuestras fuerzas, el agua que sacia nuestra sed, nuestra familia y amigos, nuestros talentos y cualidades, todo es puro don de Dios.

Esta gratuidad es mucho mas real y verdadera si ascendemos al orden sobrenatural: somos cristianos por pura misericordia de Dios, que permitió que naciéramos en el seno de una familia cristiana que nos transmitió la fe y que pidió para nosotros la gracia del bautismo, que nos hizo hijos de Dios, miembros de Cristo y miembros de la Iglesia.

Nuestra perseverancia actual, cuando tantos han abandonado a fe o la práctica religiosa, es mérito indiscutible de la misericordia de Dios, que nos sostiene de la mano. De ahí la importancia de la oración. Sin intimidad con el Señor, si no vivimos junto a la corriente del agua viva, no hay perseverancia, pues como dice san Pablo, “ni el que planta es algo ni el que riega, sino Dios que da el incremento”. Es lo mismo que rezamos con el salmo 126: “Si el Señor no construye la casa, en vano se cansan los albañiles” y “si el Señor no guarda la ciudad, en vano vigilan los centinelas”.

+ Juan José Asenjo Pelegrina

Arzobispo de Sevilla


0 comentarios

Esta entrada no tiene comentarios

dejar un comentario

Deja tu comentario

<

Calendario de Eventos

« diciembre 2021 » loading...
L M X J V S D
29
30
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
Ver más

Intención de oración. Diciembre 2021

Blogs

Síguenos