ENTREVISTA AL OBISPO AUXILIAR, MONS. GÓMEZ SIERRA

ENTREVISTA AL OBISPO AUXILIAR, MONS. GÓMEZ SIERRA

Ahora que comienza el curso pastoral, el obispo auxiliar de Sevilla ha concedido una entrevista al programa “El Espejo de Sevilla”,  que dirige Marcelino Manzano y se emite los viernes, de una y media a dos de la tarde en COPE Sevilla. En esta entrevista a D. Santiago descubriremos algunos aspectos de su vida personal, así como un  balance del Año de la Fe que termina el próximo mes de noviembre y algunos detalles el curso pastoral que comienza.

 

¿Qué función tiene encomendada un obispo auxiliar?

Un obispo auxiliar primero es un obispo. Sacramentalmente y como sucesor de los apóstoles, forma parte del Colegio Episcopal, el colegio de todos los obispos, y es auxiliar en el sentido de que mi función es ayudar al arzobispo, ayudar al obispo residencial. Y hacerlo en las tres tareas fundamentales que tiene un obispo: la función de enseñar, la función de santificar y el servicio de gobernar la iglesia de Sevilla.

¿Y eso en qué se concreta?

Ayudo al arzobispo en todo eso desde celebraciones de la confirmación o aquel sacramento que él me encomienda, en aquellos momentos en los que el obispo tenga que estar presente y no pueda. Además en la misión de enseñar, desde la animación y la orientación de las acciones pastorales. Le ayudo en esto y también en el gobierno de la diócesis, en aquello que me encarga y en el consejo que me pide. En definitiva, ayudarle.

Cuéntenos, ¿cómo es un día normal en la agenda del obispo auxiliar?

Sencillo. De lunes a viernes las mañanas suelen transcurrir en el despacho, aquí en la Curia, recibiendo a personas que piden hablar conmigo por distintas cuestiones. Luego, por la tarde, suelo salir a parroquias o a reuniones de delegaciones, vicarias, etc. Y el fin de semana suelo estar más tiempo fuera, en reuniones o encuentros de distintas zonas o parroquias.

¿Y a qué suele dedicar el tiempo libre?

La verdad es que me queda poco tiempo libre. Unas horas hay que dedicar al sueño, ¡que hay que dormir! Pero bueno, estoy en casa con mis padres, con los que vivo. Ellos son mayores y para mi es una obligación del cuarto mandamiento de la Ley de Dios. Dedico el tiempo que puedo a estar en casa, acompaño a mi madre a dar un paseíto porque necesita andar, y cosas así.

Cita a sus padres. Y es frecuente que los sacerdotes destaquen el papel de la familia en la vocación ¿Es su caso?

Pues es verdad. Mi familia es sencilla, agricultores en la Mancha, en un pueblo de Toledo y con una piedad cristiana muy espontánea muy natural. Una familia del campo que vivía mirando al cielo y pendiente de Dios, porque todo dependía del tiempo, de una tormenta que se podría llevar por delante cualquier cosa… Todo estaba relacionado con una piedad muy normal, Dios estaba en el horizonte normal de la vida de la familia, diríamos que sin ser especialmente beata. Un ambiente cristiano, de trabajo, de honestidad, de mucho cariño y de austeridad en la vida de la casa.

Esos eran los paisajes de su infancia, pero ahora que ha tenido la oportunidad de viajar, ¿con qué paisaje se queda?

He viajado algo, pero no mucho. Me gusta más el voto de estabilidad de los monjes que la itinerancia de los frailes. A nivel personal, un paisaje… Pues un monasterio de la provincia de Córdoba, en Hornachuelos, en Escalonia. Eso es, una imagen de la noche del cielo estrellado de ese lugar en el que te quedas extasiado.

¿De no haber sido sacerdote, qué le hubiese gustado ser?

Pues es algo que no me he planteado nunca, porque el misterio de la vocación en mi… yo desde niño quería ser cura. Era algo que ni me lo habían dicho en casa, ni tenía ninguna relación grande con ninguna parroquia ni con ningún sacerdote, pero a mi me gustaba ser cura. Como decía un sacerdote que yo conocía, no soy de vocación tardía, soy de respuesta retardada. Tardé en dar el paso para empezar los estudios eclesiásticos y prepararme para ser sacerdote estando en la universidad. Sin embargo, en el deseo interior, callado quizás por pudor, siempre he pensado en ser sacerdote, no he pensado en otra cosa en mi vida.

Dígame un pasaje de su vida que nunca olvide.

Pues sí, algún recuerdo bonito de mi vida cuando de chaval, de niño unos ratos que pasábamos en verano toda la familia de descanso en una laguna que había cerca de mi pueblo, la Laguna de Villafranca. Allí íbamos toda la familia, mis padres, mis hermanos, mis primos… Eran unos días de convivencia, de estar juntos, muy bonitos.

Y un buen día le hacen obispo auxiliar de Sevilla ¿Qué fue lo primero que le pasó por la cabeza a monseñor Gómez Sierra?

Pues efectivamente, hay recuerdo de esos hechos que los tienes perfectamente presentes. Quizás la llamada del nuncio, cuando me llamó una religiosa de la Nunciatura diciendo que el señor Nuncio me quería ver. Mi respuesta fue: ¿a mi? Si, la primera reacción fue de sorpresa, ¿pero a mí?, ¿pero yo?, como creyendo y sintiendo en el corazón que uno no es digno de eso. Y una segunda reacción inmediata fue recordar aquel diálogo de Jesús con San Pedro: “Cristo ha resucitado… ¿me amas?”, ese quedar rendido del apóstol: “Señor,  tu lo sabes todo, tu sabes que te quiero”. Eso es lo que me salía del corazón.

Hemos terminado un curso pastoral marcado por el Año de la Fe, también por la renuncia del Papa Benedicto XVI, la elección del Papa Francisco y todo lo que ha supuesto ¿Podría hacernos un pequeño balance de este curso pastoral en la archidiócesis?

El curso pastoral efectivamente ha estado centrado en el Año de la Fe, en comunión con toda la Iglesia, y yo creo que en la Archidiócesis se ha vivido con intensidad. Algunos actos podían haber sido esplendorosos, pero se han malogrado por el tiempo. Sin embargo, la tarea realmente catequética, evangelizadora, se centró en volver sobre el Credo, como síntesis de la fe de Iglesia. Todo lo que se ha trabajado en las parroquias, en comunidades en colegios, incluso en reuniones de catequesis, en ciclos de conferencias… Yo creo que ha sido realmente un balance muy positivo. Se ha cogido esa iniciativa del Papa con mucho afecto, con mucha verdad con mucha responsabilidad, se ha trabajado mucho y al mismo tiempo ha habido una vuelta gozosa sobre nuestra identidad, lo que somos y lo decimos en la proclamación del Credo.

El arzobispo ha anunciado en la carta de inicio de curso el comienzo de las visitas pastorales ¿qué suponen estas visitas para la vida de la parroquia?

La visita pastoral la hace el obispo a la comunidad parroquial. Como he dicho antes, don Juan José está haciendo todos los días visitas con un motivo u otro a las parroquias, asociaciones o grupos, y yo también salgo con mucha frecuencia. Entonces, ¿qué es lo diferente? Pues que una visita pastoral supone una estancia más prolongada, una semana más o menos en cada parroquia, con un contacto con todo lo que es la vida de la parroquia, desde los niños que están en catequesis, los mayores que puedan estar en formación, los grupos de Cáritas, de liturgia, el consejo pastoral, visitar los colegios, estar con los alumnos que eligen la Religión Católica… En fin, todo lo que supone la iglesia y la realidad en ese barrio.

Le hemos visto disfrutar junto al arzobispo durante la jornada que se celebró en el Rocío en comunión con la JMJ ¿Qué balance hace de esos días y cómo ve a los jóvenes de nuestra diócesis?

Ha sido una experiencia de encuentro de fe, han sido días de catequesis, de celebración de la Eucaristía, de diálogo con los jóvenes. Los momentos de encuentro con todos los jóvenes de distintas diócesis, el rosario, la misa de envío… Ha sido muy hermoso ver una juventud creyente y expresando comunitariamente su fe. Eso es motivo grande para dar gracias a Dios. Tenemos que ver el horizonte, todos los jóvenes que no estaban y a los que tenemos que llegar con esa propuesta del Evangelio. Ahí tenemos una tarea y una misión que tenemos que llevar por delante.

Sólo nos queda tiempo para un último mensaje, muy breve, a los sevillanos.

Tenemos un patrimonio y una historia espiritual de fe cristiana, de piedad popular, que no podemos dilapidar. Ese es el gran haber, el gran capital que podemos invertir para ser una sociedad más justa, fraterna más honrada de lo que es.


Article   0 Comments

Calendario de Eventos

« septiembre 2019 » loading...
L M X J V S D
26
27
28
29
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2
3
4
5
6
Ver más

Síguenos