Author image

Domingo II tiempo Ordinario (ciclo A)

Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo

En aquel tiempo,  al ver Juan a Jesús que venía hacia él, exclamó: «Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.  Este es aquel de quien yo dije: “Tras de mí viene un hombre que está por delante de mí, porque existía antes que yo”.  Yo no lo conocía, pero he salido a bautizar con agua, para que sea manifestado a Israel».

 Y Juan dio testimonio diciendo: «He contemplado al Espíritu que bajaba del cielo como una paloma, y se posó sobre él.  Yo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo: “Aquel sobre quien veas bajar el Espíritu y posarse sobre él, ese es el que bautiza con Espíritu Santo”. Y yo lo he visto y he dado testimonio de que este es el Hijo de Dios.

Jn 1, 29‑34

Comentario bíblico de Miguel Ángel Garzón

Is 49,3.5-6; Sal 39; 1Cor 1,1-3; Jn 1,29-34

Las lecturas presentan el testimonio de algunos personajes al servicio del plan salvador de Dios. Isaías muestra la figura del siervo anónimo (posteriormente identificado con Israel). Dios lo llama desde el seno materno para devolver la esperanza al pueblo de Dios (en profunda crisis de fe en el destierro) y ser luz de todas las naciones (salvación universal). Le conllevará el sufrimiento, pero Dios será su fortaleza (cf. Is 53).

El orante del Salmo ofrece a Dios el sacrificio de su propia existencia, la obediencia plena a su voluntad. Se ha convertido en testigo de salvación ante la gran asamblea.

En el evangelio Juan Bautista da testimonio de su misión. Es profeta precursor del Mesías salvador. Su palabra revela la identidad de Jesús ante el pueblo expectante: “He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo”. Jesús lleva a cumplimiento la Pascua (cordero pascual Ex 12) y la liberación universal definitiva al cargar con el pecado del pueblo (cf. Lv 16; Is 53). Juan es testigo de la verdad de Jesús y reconoce su primacía. Por revelación divina ha visto y comprendido que el Espíritu descendió sobre Jesús como una paloma para inaugurar la nueva creación (Gn 1,1-2). Jesús bautizará derramando el Espíritu Santo, pues liberará al pueblo del pecado y entregará la nueva vida de hijos de Dios que nacen del espíritu. El testimonio de Juan sobre sí mismo se ha convertido en testimonio sobre otro: el siervo elegido, obediente, el Hijo de Dios.

Pablo da testimonio al presentarse a la comunidad de Corinto: “soy apóstol de Jesucristo”. Dios lo ha elegido para llevar el evangelio a todos los que se encuentren en cualquier parte de modo que invoquen el nombre de Cristo, el único que puede salvar. A esta cadena de testigos estamos llamados a unirnos todos los creyentes.

Orar con la Palabra

  1. ¿Para qué te ha elegido Dios? ¿Cómo quiere que seas su siervo?
  2. Y tú, ¿de qué forma das testimonio de la buena nueva de Jesús?
  3. Con el salmista repite su entrega obediente y fiel a Dios y ofrécele tu vida: “Aquí estoy para hacer tu voluntad”.

Calendario de Eventos

« febrero 2020 » loading...
L M X J V S D
27
28
29
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
1
Ver más

Síguenos