La Iglesia celebra la Jornada de las Vocaciones Nativas el domingo 21 de abril

La Iglesia celebra la Jornada de las Vocaciones Nativas el domingo 21 de abril

El IV Domingo de Pascua, ‘Domingo del Buen Pastor’, la Iglesia en España celebra la Jornada de Vocaciones Nativas, organizada por Obras Misionales Pontificias (OMP), que busca sostener las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada que surgen en los Territorios de Misión, para que ninguna de ellas se quede frustrada por falta de recursos.

Este día coincide con la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, de carácter universal, que pretende suscitar en todos los jóvenes la pregunta por su vocación, y que la Iglesia promueva las vocaciones cristianas con la oración y el acompañamiento. Está organizada por la Pastoral Vocacional de la Conferencia Episcopal Española (CEE), la Conferencia Española de Religiosos (CONFER) y la Conferencia Española de Institutos Seculares (CEDIS). Ambas comparten un mismo cartel y un mismo lema: “Hágase tu voluntad. Todos discípulos, todos misioneros”.

Una jornada en cifras

Por lo que respecta a las vocaciones nativas, son el mejor legado que pueden dejar los misioneros en la misión. Son el fruto de la siembra que hicieron, muestran que la fe ha arraigado y aseguran el futuro de las Iglesias de misión.

Esta jornada, además, es importante porque el Papa encomienda a la OMP el cuidado anual de todos los seminarios diocesanos que hay en las misiones. Concretamente hay 725 repartidos entre América central, Asia, Oceanía y África. La cifra es mayor en este último continente: 142 seminarios mayores, 116 propedéuticos y 225 seminarios menores. Entre todos acogen a 1.516 formadores y casi 68.000 seminaristas.

Esta ayuda a las vocaciones nativas durante los últimos años se ha traducido en un llamativo incremento de los sacerdotes diocesanos nativos en los territorios de misión, pasando de ser 21.779 en 1989 a más de 51.000 en el 2015, según la Guía de las misiones católicas.

Apuesta por el futuro de la misión

“Una Iglesia particular no puede constituirse en una Iglesia implantada, fuerte, hasta que no cuenta con vocaciones sacerdotales y religiosas propias. Por eso, apoyar a las vocaciones nativas es una apuesta por el futuro de la misión”, aseveran desde la OMP.

Por eso, exhortan a colaborar no solo durante esta jornada, sino durante todo el año, con la Obra de San Pedro Apóstol, una de las cuatro Obras Misionales Pontificias. A ella está encomendado el cuidado de los seminarios diocesanos que hay en los territorios de misión y el apoyo a noviciados. “Para que siga adelante -explican-, necesita de la colaboración de todos los católicos del mundo”. Con las aportaciones de todos los países se crea un Fondo Universal de Solidaridad, que en 2023 reunió 16.247.679,16 euros.

Este dinero se destinó principalmente (el 78 %) al sostenimiento ordinario de los seminarios y a la manutención y matriculación de los seminaristas y novicios. También una partida se destinó a la construcción de nuevos seminarios, el apoyo a los formadores o las becas de estudio en universidades internacionales para ofrecer estudios superiores de teología a los seminaristas de estos territorios. Finalmente, la Obra de San Pedro Apóstol también apoya el primer año de formación de los noviciados de congregaciones nacidas en los territorios de misión.

¿Cómo colaborar?

Existen dos formas fundamentales y complementarias para colaborar con esta obra pontificia: la oración y los donativos. Desde la OMP insisten en que esta “puede ser puntual o periódica” y destacan el sistema de becas para financiar de manera concreta un periodo de formación de una de estas vocaciones: Beca completa (2.000 euros) que abarca los seis años de formación; media beca (1.000 euros), que sufraga tres cursos formativos; y un único curso académico (350 euros).

También invitan a pagar diez euros en concepto de estipendio de Misa que irá destinado al mantenimiento de los sacerdotes en territorios de misión que, normalmente, no perciben salario y deben ejercer algún trabajo adicional. “Con las intenciones de Misa que OMP hace llegar a los formadores de los seminarios, se les asegura parte de su mantenimiento, lo que les ayuda a permanecer al lado de los futuros sacerdotes, dedicándose a su formación. Es una oportunidad de unir las intenciones personales de Misa al apoyo a la formación de sacerdotes”, concluyen.

Jornada por las vocaciones nativas en Sevilla

Eduardo Martín Clemens, delegado diocesano de Misiones, ha animado a participar en esta jornada para ayudar allí donde “la Iglesia naciente no puede desarrollar su labor pastoral y evangelizadora ordinaria si no es con nuestro apoyo solidario y el de toda la Iglesia Universal”. En este sentido, destaca que, aunque “es verdad que el clero nativo necesita recursos y medios para subsistir, pero la dotación de recursos materiales no se puede equiparar a la importancia de la oración. El asalto al cielo es un reclamo de estos tiempos, de todos los tiempos. No podemos ver la cooperación espiritual como una especie de apéndice para culminar unas campañas para sensibilizar a la comunidad y para obtener recursos, siendo ambas cosas necesarias”.

Como celebración de esta jornada se ha previsto una oración por las vocaciones el próximo 20 de abril, a las seis y media de la tarde, en el convento de las agustinas de Sevilla, organizado por la Delegación diocesana de Misiones.

Además, se invita a todas las parroquias y comunidades eclesiales de la Archidiócesis hispalense a hacerse eco de estas jornadas y celebrar bien la Eucaristía con el subsidio litúrgico que proponen, o una vigilia de oración. Puede descargar todos los materiales en su página web.

 


CARTA DOMINICAL

Laicos llamados a la misión (19/05/2024)

17 mayo 2024

Calendario de Eventos

« mayo 2024 » loading...
L M X J V S D
29
30
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
Ver más

Síguenos

TeamViewer para soporte remoto Archidiócesis

Intención de oración. 2024