La Archidiócesis se congratula por la ordenación de ocho nuevos diáconos

La Archidiócesis se congratula por la ordenación de ocho nuevos diáconos

La Catedral de Sevilla celebraba abarrotada y en ambiente de gozo esta mañana la ordenación diaconal de nueve jóvenes: ocho seminaristas diocesanos y un Legionario de Cristo. Ellos son Francisco Trigo (29 años), Javier de Lara (24), José Jindi Zhai (27), Juan Shongshang  Du (28), Luis María Jiménez (23), Pedro Elena (25), Rubén Pérez (24), Francisco J. López (37),  y el religioso Legionario de Cristo, Luca Toffolon, LC (30).

Presidida por el Arzobispo de Sevilla y con una alta participación del clero sevillano, los nueve candidatos llegaron a la seo acompañados por sus familias y amigos, así como numerosos vecinos y feligreses de sus parroquias de origen.

La ceremonia ha estado acompañada musicalmente por la Coral Polifónica de la Catedral, a la que el Arzobispo ha agradecido personalmente “su intervención para solemnizar la celebración”. Asimismo, ha mostrado su agradecimiento a los formadores del Seminario Metropolitano, “que hoy ven recompensados muchos de sus esfuerzos”.

Servicio al altar y a los pobres

Monseñor Asenjo ha pronunciado una homilía cargada de alusiones a las Sagradas Escrituras y con mensajes directos para los recién ordenados, en los que los exhorta a “ser siervos y servidores”, como lo fue Jesucristo.

El Arzobispo se ha referido a la bendición que supone para la Archidiócesis de Sevilla esta ordenación diaconal y ha hecho hincapié en la “misión prioritaria” del diácono, esto es, servir al altar y a los pobres, a través de “la oración y la evangelización”.

Igualmente, ha destacado que los nuevos diáconos deben ser “hombres respetables, sin doble lenguaje, que guarden el misterio de la fe con conciencia pura, intachables en el ejercicio de su ministerio”.  En esta línea, ha recordado el testimonio de los diáconos San Lorenzo o San Vicente.

Más adelante, don Juan José ha señalado el “amplio carácter pastoral” de este ministerio, que se concreta, entre otras tareas, en la impartición de sacramentos como el Bautismo o el Matrimonio, la instrucción del pueblo, la bendición de objetos o personas. Para ello, les ha instado a ser “misericordiosos y diligentes” y ha insistido en que “antes de predicar la Palabra, hay que orarla, meditarla, acogerla y hacerla vida”. Sólo así, “podréis ejercer vuestro ministerio con unción y piedad”, porque precisamente este servicio a la Eucaristía y a la Palabra, “debe llevaros a amar y servir a los más pobres y pequeños”.

El Arzobispo hispalense ha insistido en las virtudes que tienen que interiorizar los diáconos, entre las que destacó la humildad, la abnegación y el entusiasmo “hasta la extenuación”. Esta actitud conlleva “ser servidores de la paz, la reconciliación y de la comunión”.

Para concluir su homilía, monseñor Asenjo ha recordado tres aspectos imprescindibles para vivir esta vocación: el compromiso en la caridad “vivida en primera persona”, el celibato “para imitar mejor a Cristo de forma total, sin trabas” y la obediencia “cordial al obispo y a vuestros superiores”.

La ceremonia se ha desarrollado de forma solemne y emotiva, con momentos especialmente llamativos como cuando los familiares han ayudado a los ya diáconos a revestirse o las numerosas muestras de orgullo y cariño por parte del clero diocesano.

El Arzobispo de Sevilla ha querido concluir la celebración recordando a los nueve jóvenes que “esto no es un punto de llegada, sino un punto de partida de una vida comprometida”. Además, les ha animado para vivir con ilusión los próximos meses “de intensa formación”, antes de que sean ordenados sacerdotes en junio del próximo año.

Noticia relacionada 

ENTREVISTA a los futuros diáconos: De seminarista a diácono, un sí rotundo a Dios

GALERÍA FOTOGRÁFICA Ordenaciones Diaconales 2019


Unidos en oración con el Papa Francisco

Calendario de Eventos

« marzo 2020 » loading...
L M X J V S D
24
25
26
27
28
29
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3
4
5
Ver más

Síguenos