Entrevista a Óscar Díaz, vicario episcopal para la Nueva Evangelización, sobre el nuevo Directorio para la Catequesis

Entrevista a Óscar Díaz, vicario episcopal para la Nueva Evangelización, sobre el nuevo Directorio para la Catequesis

La Santa Sede presentó el pasado 25 de junio el nuevo Directorio para la Catequesis, elaborado por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, un documento que ofrece unas guías fundamentales para la renovación de la catequesis frente a los desafíos actuales. Más tarde, las Conferencias Episcopales, basándose en esta guía, deberán elaborar un proyecto nacional que apoye el camino de cada diócesis.

Ante esta necesidad de profundizar acerca de cómo la actividad catequística se inserta dentro del proceso de nueva evangelización, se hacía necesaria una actualización del anterior Directorio (publicado en 1997), que explica Óscar Díaz Malaver, vicario episcopal para la Nueva Evangelización en la Archidiócesis de Sevilla.

¿Por qué un nuevo Directorio para la Catequesis?

Partimos de la base de que la catequesis no puede permanecer como una actividad desvinculada del contexto histórico y cultural en el que se desarrolla, tiene en sí entre sus finalidades la de inculturar la fe en una época y lugar determinados Teniendo esto en cuenta, hemos de recordar que el Directorio General para la Catequesis que ha servido de marco de referencia para la misma en los últimos años data de 1997 y que por tanto se hacía ya necesaria una nueva actualización donde se ha tomado en cuenta el nuevo contexto histórico marcado por los cambios culturales y los nuevos desafíos que éstos plantean a la Iglesia hoy día, como son la cultura digital, la sociedad secularizada y plural, y la globalización. A la vez que se actualiza el Magisterio con las aportaciones del del Papa Benedicto y Francisco en materia a evangelización y catequesis.

¿Cuáles cree que son las principales líneas de este nuevo Directorio?

 Yo resaltaría ante todo la unidad de la catequesis y la evangelización. Se nos dice en su introducción “El estrecho vínculo entre la evangelización y la catequesis se convierte, por lo tanto, en la peculiaridad de este Directorio. Pretende proponer un camino que considera que el anuncio del kerigma y su maduración están íntimamente unidos”.  Por lo tanto, y como ya hemos trabajado en la Archidiócesis, la importancia del  anuncio del kerygma (primer anuncio) se establece como núcleo fundamental que ha de estar en todas las etapas catequéticas. El Directorio pone de relieve la catequesis kerygmática y la catequesis mistagógica, esta última nos introduce en el Misterio para no aislar el kerygma de su contexto natural. El fin de esta catequesis no es otro que el de propiciar el Encuentro con el Señor en una decisión libremente tomada y que va madurando y creciendo en conocimientos progresivamente.

De igual forma se pone de relieve la importancia del proceso de inculturación, la valorización de la vía pulchritudinis, es decir, el camino de la belleza para propiciar el Encuentro y el conocimiento de Dios, y la adaptación a la era digital.

Según las informaciones de la Santa Sede, este nuevo documento responde a las inquietudes del mundo actual, principalmente al desarrollo de la cultura digital y a la secularización de los jóvenes ¿Qué opina al respecto? ¿Necesita la catequesis una renovación para “adaptarse” a los tiempos?

La catequesis siempre debe ser nueva, porque siempre sus destinarios son nuevos. Son hijos e hijas de una época y de un contexto concreto. Por lo que la catequesis debe responder y entrar en dialogo con las personas concretas. Precisamente este directorio hace mucho hincapié en los destinatarios, y se hace eco de la gran diversidad ante la que nos encontramos resaltando la importancia de la familia en la catequesis, y prestando atención a las distintas edades: niños, preadolescentes, adolescentes, jóvenes, adultos, y ancianos. A la vez que se fija especialmente en algunos contextos y situaciones concretas que han de ser atendidos con un especial cuidado como son las catequesis con migrantes y emigrantes, con personas marginadas y en la cárcel.

Más que adaptar, se trata de personalizar e inculturar la catequesis, que si bien siempre es nueva, sus contenidos siempre son los mismos, y que encuentran en la confesión de fe su núcleo siempre inamovible, Jesús es el Señor. Ante esto es unívoco que para entrar en dialogo debemos responder a los problemas de la gente de hoy con un lenguaje entendible y accesible, a la vez que nos valemos de las nuevas tecnologías y medios a nuestro alcance para hacer llegar el mensaje de siempre a las personas de todos los tiempos, sin perder de vista que nunca, por muy validos que sean los medios, podrán sustituir el encuentro personal.

Igualmente, se parte de la premisa de que la Catequesis es fundamental para la Evangelización, ¿podría desarrollar esta idea?

Sí, como anteriormente he citado, precisamente esto ha motivado la elaboración de este nuevo Directorio. Si bien se puede seguir haciendo la distinción teórica entre catequesis y evangelización hoy día, en la practica, no se hace posible su separación. El primer anuncio y el primer encuentro con el Señor se produce en nuestra catequesis en incontables ocasiones al unísono al crecimiento ordenado y orgánico de maduración de los contenidos de la fe.

Nos dice el papa Francisco en Evangelii Gaudium que «no hay que pensar que en la catequesis el kerigma es abandonado en pos de una formación supuestamente más “sólida”. Nada hay más sólido, más profundo, más seguro, más denso y más sabio que ese anuncio. Toda formación cristiana es ante todo la profundización del kerigma que se va haciendo carne cada vez más y mejor, que nunca deja de iluminar la tarea catequística, y que permite comprender adecuadamente el sentido de cualquier tema que se desarrolle en la catequesis. Es el anuncio que responde al anhelo de infinito que hay en todo corazón humano».

Otro punto importante del Directorio es la necesidad de “liberar a la catequesis de las ataduras de recibir un sacramento” para, así, hacerla más inclusiva y kerygmática. ¿Está de acuerdo? ¿Cómo se consigue esto?

Ya en nuestra Archidiócesis de Sevilla hemos puesto en marcha la idea de desvincular la catequesis de la recepción de los sacramentos. Se plantea como un proceso, un proceso continuo en el que a medida que avanzamos y maduramos en la fe vamos recibiendo los sacramentos de Iniciación cristiana, no como una meta, sino como una inserción cada vez más profunda y perfecta a la comunidad cristiana. Incluso en la nomenclatura queremos desterrar los términos “catequesis de comunión”, “catequesis de postcomunión”… ya que inducen al error de mostrar que las catequesis son meras clases para acceder a un premio final. Nos movemos en la línea que plantea el Directorio que acaba ser publicado y buscamos que la Iniciación Cristiana sea un verdadero proceso de encuentro personal con el Dios vivo y un verdadero crecimiento y maduración en los contenidos de la fe. Igualmente se propone la catequesis como un medio de crecimiento personal y comunitario que debe acompañarnos en todas la etapas y momentos de nuestra vida. Por lo que sí, estoy de acuerdo, la catequesis es un medio para unirnos más íntimamente a Cristo a quien cada vez conocemos y amamos mejor.

Se trata de un documento que sirve como guía para que las Conferencias Episcopales lo adapten a sus realidades nacionales. ¿La Conferencia Episcopal Española ha publicado ya algún documento al respecto?

Yo no tengo conocimiento, acaba de ser publicado y presentado en el Vaticano a nivel universal y ni siquiera tenemos aún en nuestras librerías españolas el documento. Imagino que con el tiempo algo se publicará, pero no creo que sea inmediato.

Finalmente, ¿cómo se concretará el nuevo Directorio en la Archidiócesis de Sevilla?

Para mi sorpresa y satisfacción, en Sevilla, ya estamos caminando en las líneas generales que presenta esta nueva reflexión sobre la catequesis. Desde la unidad de Evangelización y Catequesis, pasando por las catequesis kerygmáticas y mistagógicas han sido puntos claves de la formación en estos últimos años de andadura en la Archidiócesis, a la vez que se ha intentado atender a cada realidad con especial mimo. Supongo que debemos seguir en esta línea y seguir potenciando la importancia de la familia en este proceso, quienes se han hecho muy presentes sobre todo en la Iniciación Cristiana con su participación activa en el Despertar Religioso de los más pequeños. El próximo año, será precisamente este Directorio para la Catequesis el motivo de reflexión pastoral y formación desde la Vicaria de la Nueva Evangelización.


Calendario de Eventos

« septiembre 2020 » loading...
L M X J V S D
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2
3
4
Ver más

Síguenos