Author image

Día de los Catequistas y del IEME

 

Todos los primeros de año celebramos la fiesta de la Epifanía: la manifestación de Cristo Salvador a los pueblos extranjeros. Esta fiesta es una llamada de atención para sacudir la conciencia misionera, que brota de nuestro Bautismo, y es seguir los mandatos de Nuestro Señor de “ir a pregonar la Buena Noticia hasta los confines de la tierra.” Sin este sentido de misión, toda comunidad corre el riesgo de meterse en sí misma y dejar que su fe se debilite. La mejor opción para todo bautizado es la de dar y compartir su fe, para que no deje de dar fruto allí donde se encuentre.

 

Si nos remontamos en la historia los que tenían la misión de evangelizar eran los religiosos (franciscanos, dominicos, jesuitas, etc.), y nunca se consideró tarea para los sacerdotes diocesanos, ya por el siglo XVII en París salieron los primeros sacerdotes a la misión Ad gentes, siguiéndole Italia, las Misiones Extrajeras de Milán (PIME). Y en España esta misión era ofrecida en el Seminario de Misiones, convirtiéndose en sacerdotes diocesanos y misioneros al mismo tiempo.

 

Esto ya consolidado es el IEME, que ofrece a los sacerdotes diocesanos españoles la oportunidad de asociarse entre sí para dedicarse a la actividad misionera, viviendo su dimensión diocesana tanto en la diócesis de origen como en la que desarrollan su tarea misionera. Se ofrecen a la diócesis de destino, para cumplir la misión que le son encomendada y esta necesite cubrir, apoyo a los seminaristas en su formación, trabajar en equipo en la formación y vida espiritual de la Iglesia local, y siempre cuidando, y poniendo luz en el seno familiar.

 

Se sienten sacerdote diocesano allí donde ejercen su misión, y a la vez si dejar de mirar a la diócesis de origen, hacen que de ellos fluyan un cauce de comunicación, que los enriquecen y le ayudan en la tarea que le ha sido encomendada. De cara a la Iglesia española, son verdaderos animadores de la tarea misionera, por eso la cuidan mucho, y sobre todo el equipo de animación misionera, con especial atención a los sacerdotes y seminaristas.

 

Dentro de España hay 158 misioneros, pertenecientes a 46 de las 67 diócesis que existen en nuestro territorio español. Están repartidos por los cinco continentes, América Latina, Caribe, África, Tailandia, Zimbabwe, Japón, etc. Asia sigue siendo un desafío, empezaron en Colombia en 1923y el último país en incorporarse ha sido Cuba.

 

Hoy el IEME, junto con OCSHA y las Diócesis Misioneras, se perciben como los cauces que tiene el sacerdote diocesano de realizar su vocación misionera. Como misioneros diocesanos, se abren a la universalidad de la misión Ad gentes, y le llevan a cumplir esos horizontes de su propia fe. El IEME no dejan de tener nuevas incorporaciones para su misión.

 

La esperanza no se ha perdido dentro del IEME, ellos siguen mirando al futuro de la Iglesia a través de la dimensión misionera de esta.

 

Eduardo M. Clemens

Delegado Diocesano de Misiones de Sevilla

Director Diocesano de las OMP en Sevilla


Esta entrada no tiene comentarios

dejar un comentario

Article   0 comentarios

Deja tu comentario:

Su cuenta de correo no será publicada. Los campos señalados son obligatorios. *

Article   0 Comments

Calendario de Eventos

« septiembre 2019 » loading...
L M X J V S D
26
27
28
29
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2
3
4
5
6
Ver más

Síguenos