Cáritas Sevilla acompañó en 2023 a 49.117 personas con una inversión de 10,5 millones de euros

Cáritas Sevilla acompañó en 2023 a 49.117 personas con una inversión de 10,5 millones de euros

La institución de la Iglesia ve con preocupación el difícil acceso a la vivienda y la normalización de las condiciones precarias en el empleo, factores determinantes de la exclusión.

Con motivo de la próxima celebración de la Solemnidad del Corpus Christi, Día de la Caridad, Cáritas Diocesana de Sevilla ha presentado este viernes en rueda de prensa la Memoria 2023, que da cuenta de la acción desarrollada el pasado año en la Archidiócesis.

Monseñor Saiz Meneses, arzobispo de Sevilla, acompañado por el delegado episcopal de Cáritas, Salvador Diánez, y su director, Mariano Pérez de Ayala, ha iniciado su intervención con el lema de la Campaña de Caridad que la institución presenta con esta Memoria 2023 ‘Allí donde nos necesitas abrimos camino a la Esperanza’, reconociendo a continuación el valor de las personas que colaboran con Cáritas, sobre todo el de las 2.695 personas voluntarias con las que cuenta, destacando el papel de la mujer, que supone un 67 % del voluntariado.

El prelado ha reconocido además el compromiso de las 254 Cáritas parroquiales y de los más de 7.500 socios y donantes que hacen posible este “inmenso despliegue de buenas obras”.

Mayor riesgo de pobreza y exclusión

Por su parte, Mariano Pérez de Ayala ha mostrado su preocupación ante el aumento del riesgo de la pobreza y de la exclusión que continúa dándose y que en Andalucía alcanzó en 2023 al 37,5 % de la población, según la Encuesta de Condiciones de Vida.

En el informe que presenta se ha realizado un análisis que recoge el contexto en el que se ha desarrollado la acción de Cáritas, y una de las mayores preocupaciones que refleja es que la subida de los precios dificulta la capacidad de las familias para asumir los gastos habituales, y mucho más los imprevistos. Es cierto que las rentas han subido, pero en proporción los precios han subido más, lo que disminuye el poder adquisitivo. «Las familias que acuden a Cáritas no llegan a final de mes, tienen serias dificultades para cubrir necesidades básicas como la alimentación o mantener la vivienda a una temperatura adecuada”, ha denunciado el director de Cáritas, que ha destacado que esta situación no se da solo en perfiles de pobreza severa, lo estamos viendo en personas que cuentan con trabajo.

El paro, la precariedad laboral y el difícil acceso a una vivienda digna

Al hilo de esto último, otras de las grandes preocupaciones de la organización sevillana son algunos de los factores que anclan y aumentan las situaciones de pobreza y exclusión, como el desempleo, la precariedad salarial, y la falta de acceso a la vivienda.

Desde Cáritas advierten que, aunque la evolución del mercado de trabajo ha sido favorable con respecto a años anteriores, y también su estabilidad, no lo ha hecho de la misma forma su capacidad protectora, ya que el grado de parcialidad en la ocupación y la suficiencia salarial no mejoran, e incluso empeoran.

Pérez de Ayala ha explicado que, si a esta situación de precariedad en el empleo le sumamos la falta de alquiler social y la desproporcionada subida del precio de la vivienda y de los alquileres, se incrementan las dificultades para sobreponerse o salir de la pobreza. De hecho, muchas familias se ven abocadas a vivir situaciones de hacinamiento, o a habitar viviendas o espacios inadecuados.

Migrantes y personas sin hogar

El informe revela también que el riesgo de pobreza de las familias atendidas prevalece significativamente entre los migrantes extracomunitarios (67,53 %), las familias monoparentales (66,10 %), las familias con hijos (41,20 %), los menores de 18 años (47,10 %), las personas inactivas (47,60 %), las personas con baja formación (47,73 %) y las mujeres (39,03 %).

Respecto a esto, Pérez de Ayala puso el acento en las personas en situación administrativa irregular y en el aumento en la atención a personas sin hogar que sufren con mayor dureza las condiciones de pobreza y exclusión.

Los equipos de atención en calle han detectado un incremento significativo de personas sin hogar, sobre todo del de jóvenes migrantes.

Con respecto a la irregularidad administrativa, el informe alerta de que supone un factor de empeoramiento extremo de la situación de las personas migrantes, que forman un grupo particularmente vulnerable, de estatus frágil y precario, con bajos ingresos y grandes dificultades. Durante 2023, más de 500 personas solicitaron asesoramiento en temas de extranjería al servicio jurídico de Cáritas Diocesana.

49.117 personas acompañadas

Junto a ello, Pérez de Ayala ha presentado los datos que reflejan el trabajo que la institución de la Iglesia ha realizado en 2023, en el que se acompañó a 49.117 personas a través de todas sus áreas de atención. La mayoría de ellas, 14.457 familias, que suponen 44.203 personas, recibieron atención y acompañamiento desde la acogida que realizan las Cáritas parroquiales. Un número muy próximo al ejercicio anterior. El 61 % de las familias fueron atendidas en pueblos de la provincia y en Sevilla capital, las parroquias que asumieron mayor demanda fueron la Candelaria y Blanca Paloma (Tres Barrios), Jesús Obrero (Polígono Sur), San Pío X (Polígono Sur), Sagrado Corazón de Jesús (Bellavista), San Antonio de Padua (Torreblanca) y la Parroquia de El Rosario (San Jerónimo). Estas zonas continúan siendo las más castigadas por la pobreza y la exclusión, obligando a las familias a acudir a entidades como Cáritas poder aliviar de alguna forma las dificultades que les impiden vivir con dignidad.

El año pasado, la inversión total para responder a las necesidades de las familias que acudían a las parroquias fue de 4.973.641 euros, de los que 4.305.479 se destinaron a cubrir ayudas de atención primaria. Casi un millón de euros fueron para gastos derivados de la vivienda y solo en alimentación se invirtieron más de 2,5 millones de euros. De esto último, destacan el esfuerzo por dar la mayor facilidad a las familias para elegir una alimentación que se adapte a las necesidades de cada una, a través de cheques, vales, dinero en efectivo y el reparto de más de 10.000 tarjetas monedero.

Además de estas ayudas, Cáritas Sevilla continúa apostando por la promoción y el acompañamiento integral, ofreciendo una atención especializada, procurando, estar allí donde las personas lo necesitan.

De esta forma, el año pasado participaron 679 personas en el Centro Diocesano de Empleo, de ellas, 176 personas se incorporaron al mercado laboral. La empresa de inserción Bioalverde SL realizó 35 contratos de inserción. Los proyectos de Mayores contaron con 349 participantes, los de Mujer con 108, el Colegio de Educación Especial San Pelayo tuvo 175 alumnos, y los proyectos de Infancia y Juventud, 270 niños y niñas. Asimismo, se acompañó a 675 personas migrantes, 796 personas sin hogar y a 623 personas fuera de España a través de la colaboración con proyectos de Cooperación Fraterna, y 53 personas fueron acompañadas en otra clase de proyectos. Además, se ofreció información, asesoramiento jurídico, en materia de Seguridad Social, IMV y Vivienda, a 1.151 personas.

Más de 10,5 millones invertidos

La memoria de Cáritas refleja que su acción en la Archidiócesis supuso una inversión total de 10.620.316 euros, 3.569.628 euros procedentes de las Cáritas parroquiales y 7.050.688 euros de Cáritas Diocesana de Sevilla. El 89 % de la inversión está destinado directamente a la acción social que realiza.

De los ingresos que obtuvo Cáritas Diocesana de Sevilla, 6.702.118 euros, el informe destaca que el 77 % procedieron de fondos privados, el 54 % de socios, donantes y legados. Los fondos procedentes de colectas, socios y donantes en las Cáritas parroquiales, ascendieron a 3.627.951 euros.

A las instituciones políticas

Con la presentación de este informe, Cáritas también hace un llamamiento a los responsables políticos a actuar ante la realidad antes descrita, reclamando políticas y acciones que, además de mejorar los ingresos, moderen de alguna forma los precios. «La solución de la pobreza no pasa solo por subir los salarios o las ayudas, también necesita intervenciones que contengan los gastos de las familias, especialmente aquellos relacionados con la vivienda», defiende la entidad de la Iglesia.

En Cáritas Sevilla constatan que «mucha gente se está quedando atrás», personas y familias afectadas por las distintas crisis vividas en los últimos años, no consiguen remontar al no poder beneficiarse de las ayudas creadas para ello, entre otras cosas, porque los requisitos exigidos no contemplan perfiles merecedores del acceso a las mismas, además de las dificultad que la burocratización y la digitalización añade a la hora de solicitarlas o recurrirlas, por lo que reclaman acciones eficaces «para todas las personas”.

“Allí donde nos necesitas abrimos camino a la esperanza”

Cáritas Diocesana ha presentado también la campaña de sensibilización que lanza, como cada año, con motivo de la celebración de la Solemnidad del Corpus Christi, también Día de la Caridad.

La campaña, cuenta Salvador Diánez, delegado episcopal de Cáritas Sevilla, tiene como lema “Allí donde nos necesitas abrimos camino a la esperanza”, y busca animar sensibilizar y dar testimonio de la Buena Noticia de Jesús al resto de la comunidad cristiana y el conjunto de la sociedad, así como “mostrar la labor que realizamos como agentes de la Caridad, como hemos hecho hoy con la presentación de este informe”.

Allí donde nos necesitas, explicó Salvador, es un mensaje directo a las personas vulnerables que “tienen que saber dónde encontrarnos, que estamos cerca intentando acompañarlas en aquello que más necesitan y en cualquier etapa de la vida”. Abrimos camino a la esperanza, es un mensaje para todas las personas, para dar testimonio y para animar la solidaridad y el compromiso con la transformación social.

Desde este mensaje, Cáritas ha propuesto en la Archidiócesis un gesto que “nos ayude también a estar cerca, a darnos a conocer y a hacernos presentes. Lo haremos a través de una cuestación. Muchas personas voluntarias saldrán estos días por las zonas de sus parroquias hucha en mano y ataviados con sus petos rojos, a informar y a pedir la colaboración de todo aquel que quiera formar parte de la acción que Cáritas realiza”, una llamada al compromiso ciudadano que hace posible ayudar a tantas y tantas personas como lo necesitan.

 


CARTA DOMINICAL

A los 40 años de mi ordenación sacerdotal 

15 julio 2024

Calendario de Eventos

« julio 2024 » loading...
L M X J V S D
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3
4
Ver más

Síguenos

TeamViewer para soporte remoto Archidiócesis

Intención de oración. Julio 2024