Author image

Tiempo ordinario

Empezamos a recoger las “cosas” de Navidad. Guardamos el árbol y sus adornos, quitamos el Belén y con cuidado vamos envolviendo las figuritas. Hasta el próximo año, si Dios quiere. El Niño Jesús se queda y así podemos besarlo  y adorarlo.

Ahora empieza ese tiempo que la liturgia llama “Tiempo ordinario”,  que son 34 semanas que en  el transcurso del año  no se celebra ningún aspecto particular  del misterio  de Cristo. Algo así como la vida diaria, donde quizás no se ve nada deslumbrante, pero es el tiempo que Dios nos da. El despertar es ya el gran regalo de un nuevo día. Habrá que poner muchísima ilusión por las sorpresas que nos trae, o por  la monotonía que ya sabemos y nos va a tocar vivir: el trabajo, las relaciones, el transporte, los quehaceres, etc.  para vivirlos como don.

Sí, lo cotidiano es el espacio en el que acontece Dios en nuestras vidas.  Un Dios que en Jesús se hizo pequeño, cercano, que pasó la mayor parte de su  vida en el taller de Nazaret con trabajos sencillos. Nos invita ahora a vivir ese tiempo, como Él, en “el taller”. El Papa Francisco  nos dice “Hay que vivir con alegría las pequeñas cosas de la vida cotidiana.” (E.G.). Que María  nos acompañe en este caminar, en este regalo de la vida sencilla de cada día,  Ella que es “La Estrella de la mañana” ilumine nuestro amanecer  a vivirlo como Ella lo vivía.

 

 

 

 

 

 


8 comentarios

  1. María Eugenia 08:14, Ene 14, 2020

    Gracias Pilar por tus sabias palabras, siempre nos ayudan

    Responder a este comentario
  2. María Eugenia 08:17, Ene 14, 2020

    Gracias Pilar por tus sabias palabras que siempre nos ayudan

    Responder a este comentario
  3. Transito Gonzalez 10:11, Ene 14, 2020

    Así es Pilar
    Maravillosa reflexión

    Responder a este comentario
  4. Pilar Azcárate 10:41, Ene 14, 2020

    Gracias Mª Eugenia

    Responder a este comentario
  5. I. E. 12:30, Ene 14, 2020

    Muchas gracias, Pilar. Lo llevo a la practica gracias a tus palabras. Pido que no me olvide de ello

    Responder a este comentario
  6. Genoveva 14:45, Ene 14, 2020

    ¡Qué cierto, Pilar! Vivir lo cotidiano como un don, como un regalo y con alegría, es para mí fundamental.
    Muchas gracias por tus acertadas y preciosas palabras, me confirman lo que intento vivir y me animan a seguir día a día con ilusión.
    Un abrazo.

    Responder a este comentario
  7. cjpm 23:24, Ene 17, 2020

    Sí, recogemos las cosas de la Navidad, pero a Jesús no… Jesús sigue con nosotros todo el año, y nos va a acompañar en esa vida de cada día siendo compañero de camino. Pero sabiendo que es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, y por eso vivirá con nosotros la intensidad de la Cuaresma y de la Pascua… siempre a nuestro lado. Y junto a él y junto a nosotros María. Nos lo ha recordado Pilar.

    Responder a este comentario
  8. EsperNza 11:33, Feb 09, 2020

    Gracias Pilar. EsHi en lo cotidiano donde podemos encontrarnos con el Señor

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Su cuenta de correo no será publicada. Los campos señalados son obligatorios. *

Calendario de Eventos

« julio 2020 » loading...
L M X J V S D
29
30
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
Ver más

Síguenos