Author image

Santa Ana en la Catedral de Sevilla (I)

Con motivo de la festividad de Santa Ana, repasamos las imágenes de la madre de la Virgen que guarda nuestra Catedral.

La más antigua representación de la Abuela del Señor que atesora la Catedral es la tabla (1) que forma parte del Retablo de San Bartolomé, situado en la Capilla de Santa Ana o del Cristo de Maracaibo. Se trata de una obra fechada en 1504, de un autor anónimo sevillano que representa la iconografía de la Santa Ana Triple, llamada así porque muestra a la Abuela sosteniendo a su Hija la Virgen, quien a su vez lleva en sus brazos al Niño. Se trata de una síntesis de la genealogía de Jesús, que se desarrollará iconográficamente siguiendo el modelo del Árbol de Jesé, y que se resume dejando solamente los tres últimos personajes, subrayando así la figura de Ana frente al resto de la genealogía. Destaca en el conjunto el tratamiento de las telas, así como su elegancia.

De gran belleza son las dos escenas del Retablo Mayor en que aparece Santa Ana: el Abrazo místico de San Joaquín y Santa Ana ante la puerta Dorada del Templo de Jerusalén y la Natividad de María. Ambas se fechan a principios del siglo XVI; la primera de ellas muestra un episodio tomado del Protoevangelio de Santiago, apócrifo del siglo II, en el que Ana se encuentra con Joaquín tras haberse retirado al desierto por la humillación sufrida al serle denegada su ofrenda en el Templo por no tener descendencia. Pero Dios escucha la oración de Ana y un ángel le anuncia que será madre. Joaquín recibe el mismo anuncio y ambos se encuentran ante el Templo de Jerusalén, fundiéndose en un abrazo. En la segunda, en primer plano aparece un brasero en el que una sirvienta calienta las ropas, mientras que Ana se incorpora en su lecho revestida de toca y camisa.

En el sepulcro del Cardenal Diego Hurtado de Mendoza que se halla en la Capilla de la Antigua, aparece un pequeño relieve de Santa Ana maestra de la Virgen. Este sepulcro fue ejecutado en Génova entre 1508 y 1509 y puede atribuirse a Domenico Alessandro Fancelli de Settignano. Aparece Santa Ana sentada enseñando a leer y a comprender las profecías del Antiguo Testamento a su Hija, escena tomada de los Apócrifos y que además de santificar el estudio, constituirá un modelo para la educación del pueblo.

En la Sacristía de los Cálices se encuentran las cuatro tablas que Alejo Fernández realiza entre 1509 y 1512 para la viga del arco del Altar Mayor. Las dos primeras representan el Abrazo místico de San Joaquín y Santa Ana y la Natividad de María (2). En la primera de ellas se destaca la monumentalidad de las figuras, las cuales, sin embargo, poseen una intensa dulzura en sus expresiones. En la segunda sobresale su composición, presentando la escena en dos niveles, así como los detalles del ajuar doméstico que aparece en la pintura.

Fotos: Daniel Villalba Rodríguez

Antonio Rodríguez Babío

Del. diocesano de Patrimonio Cultural


0 comentarios

Esta entrada no tiene comentarios

dejar un comentario

Deja tu comentario

Su cuenta de correo no será publicada. Los campos señalados son obligatorios. *

Calendario de Eventos

« septiembre 2019 » loading...
L M X J V S D
26
27
28
29
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2
3
4
5
6
Ver más

Síguenos