San Juan de Ávila, “referencia luminosa” del clero español

San Juan de Ávila, “referencia luminosa” del clero español

Con motivo del 450 aniversario de la muerte de San Juan de Ávila, doctor de la Iglesia y patrono del clero secular español, el Arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, ha escrito una carta en la que explica que la Santa Sede ha concedido a la Diócesis de Córdoba un año jubilar, inaugurado el pasado 6 de abril en Montilla, fecha en la que se cumplieron 125 años de su beatificación.

Primeros años

En su misiva, el Arzobispo presenta la figura de San Juan de Ávila: “Nacido en Almodóvar del Campo (Ciudad Real) en 1499, fue hijo único de padres profundamente cristianos. En 1513 inicia los estudios de leyes en Salamanca. En 1520 marcha a Alcalá donde cursa artes y teología. Ordenado sacerdote en 1526, quiso honrar la memoria de sus padres celebrando su primera Misa en Almodóvar y sentando a doce pobres a su mesa, a los que después repartió sus bienes para poder dedicarse plenamente a la predicación”. De su etapa en Sevilla, destaca que llegó con el fin de marchar como misionero a Tlascala (Nueva España) en 1527. Mientras tanto, “entregó al apostolado en nuestra ciudad junto con un compañero de estudios, Fernando Contreras”. Precisamente sería éste quien persuadiera al arzobispo Alonso Manrique para que impidiera a Juan de Ávila marchar a las Indias, a quien se le atribuye la frase ‘Ávila, las tierras de Andalucía serán tus Indias’. “Muy especialmente las diócesis de Sevilla y Córdoba, serán testigos de su caridad pastoral eminente. También Écija -donde se conserva el púlpito desde el que predicaba-, Alcalá de Guadaira, Utrera y muchas otras ciudades conocieron su dedicación”.

De la cárcel, a Córdoba

Más tarde, en 1531 fue procesado por la Inquisición sevillana acusándole de desviaciones doctrinales, de las que fue absuelto. Al respecto, monseñor Asenjo manifiesta que “sus acusadores no podían soportar la radicalidad de sus predicaciones, deudoras del más genuino Evangelio. Su estancia en la cárcel fue muy fecunda. En ella escribió el Audi, Filia, pero, sobre todo, allí se penetró hondamente del misterio de Cristo”. A continuación, marchó a Córdoba, donde estima que el remedio a la ignorancia religiosa es la reforma del clero y la santidad de vida de los sacerdotes. “En esta tarea empeñó sus energías: fundó Colegios donde se formarán los futuros sacerdotes en letras y virtud; organizó convictorios sacerdotales; y creó una escuela de intensa espiritualidad. Las pláticas a sacerdotes, los Memoriales para el Concilio de Trento, sus numerosas cartas, y especialmente su ‘Tratado sobre el sacerdocio’ son una exhortación vibrante a la santidad, nacida del corazón y de la propia experiencia”. No en vano, “sus escritos han constituido para muchos presbíteros una referencia luminosa y han dado abundantes frutos de santidad. Su influjo es patente en los escritos de san Juan de la Cruz y Lope de Vega. San Francisco de Sales, san Alfonso Mª de Ligorio y san Antonio Mª Claret lo citan frecuentemente y su influencia es evidente en la escuela francesa de espiritualidad sacerdotal”.

San Juan de Ávila muere el 10 de mayo de 1569 en Montilla. Es beatificado por León XIII en abril de 1894. En julio de 1946 Pío XII lo declara patrono del Clero secular español. En 1970 es canonizado por Pablo VI, y el 7 de octubre de 2012 el papa Benedicto XVI lo declara Doctor de la Iglesia.

San Juan de Ávila en la Archidiócesis hispalense

El Sagrario de la Catedral acogerá el 16 de mayo la fiesta por San Juan de Ávila, con la celebración de la Eucaristía, la impartición de una conferencia sobre el Venerable Contreras, un homenaje a los sacerdotes que cumplen sus bodas de oro y plata y unos momentos de convivencia.


Calendario de Eventos

« mayo 2019 » loading...
L M X J V S D
29
30
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
Ver más

Síguenos