Author image

San José con el Niño. Parroquia de San Juan Pablo II (Montequinto)

El próximo 8 de diciembre se clausura el año dedicado a San José. Habiendo presentado en esta sección algunas de las obras más significativas de nuestra Archidiócesis que representan al Custodio del redentor, terminamos con la imagen más nueva: la que se encuentra en la Parroquia de San Juan Pablo II de Montequinto.

Si en el número 282 de la revista Iglesia en Sevilla nos ocupábamos de las representaciones más antiguas de San José que se conservan en nuestra Archidiócesis, hoy presentamos la más reciente. Bendecida el pasado 22 de octubre por el arzobispo de Sevilla, monseñor José Ángel Saiz Meneses, se trata de una pintura obra del artista y restaurador astigitano Agustín Martín de Soto quien, con su estilo que mezcla la tradición con la vanguardia nos muestra a San José como protector de la Iglesia de Sevilla, la cual queda representada por la Catedral hispalense que el Niño Jesús sostiene sobre sus rodillas y que se inspira en la maqueta que aparece entre las imágenes de San Leandro y San Isidoro en la predela del retablo mayor de la Catedral. Ello explica el color dorado que presenta el conjunto catedralicio en el que adquiere gran protagonismo la Giralda, elemento más reconocible de la Magna Hispalensis y símbolo por antonomasia de la Iglesia que peregrina en Sevilla, a la que parece bendecir Jesús con su mano derecha.

El autor se ha inspirado para representar al Santo Patriarca en la imagen que se halla en la Parroquia de San Juan Bautista de Marchena, realizada por Pedro Duque Cornejo y para el Niño en una obra del imaginero contemporáneo Darío Fernández Parra.

San José aparece de pie sosteniendo con su mano derecha la vara florecida mientras que su mano izquierda se apoya sobre la cabeza del Niño Jesús, en un bello gesto de bendición y protección, visibilizando así su condición de custodio del Hijo de Dios en la tierra. La disposición del manto, el cual se cruza por delante del pecho pasando por la espalda y cubriéndole su pierna derecha, confiere gran dinamismo a la figura del padre putativo de Cristo. Destaca sobre todo en el rostro de José su mirada llena de unción, no exenta de ternura. El Niño por su parte se muestra sentado sobre un sencillo banco de madera que nos permite contextualizar la escena en el taller de su padre en la tierra.

Sobresale el tratamiento del fondo en el que, mediante un lenguaje cercano a la abstracción, estalla el oro alrededor de ambas figuras para significar su santidad, así como la presencia de Dios Padre que inunda con su gracia a su Hijo y a José.

Como recordaba San Juan Pablo II, en su exhortación apostólica Redemptoris Custos, San José “al igual que cuidó amorosamente a María y se dedicó con gozoso empeño a la educación de Jesucristo, también custodia y protege su cuerpo místico, la Iglesia”, lo cual queda reflejado a la perfección en esta obra.


0 comentarios

Esta entrada no tiene comentarios

dejar un comentario

Deja tu comentario

<

Calendario de Eventos

« agosto 2022 » loading...
L M X J V S D
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3
4
Ver más

Intención de oración. Agosto

Blogs

TeamViewer para soporte remoto Archidiócesis

Síguenos

Intención de oración. Agosto