Sagrado Corazón de Jesús, raíces y expresión de una devoción universal

Sagrado Corazón de Jesús, raíces y expresión de una devoción universal

La devoción al Sagrado Corazón fue muy popular especialmente en los siglos XIX y XX. Muchas casas conservan las placas de la puerta con la imagen del Corazón de Jesús, tienen estampas recuerdo de la consagración familiar y las imágenes del Sagrado Corazón que recuerdan la entronización. Muchas congregaciones religiosas tienen ese nombre, al igual que numerosas ermitas, capillas, parroquias, miles de imágenes y centenares de monumentos por toda España nos recuerdan la importancia histórica de esta devoción, que recordamos estos días al celebrarse el centenario de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús.

El sentido de la devoción se fundamenta en los textos bíblicos. Como ejemplos, el corazón de Jesús aparece en el Calvario, siendo traspasado por la lanza; y en la Resurrección, cuando Jesús resucitado ofrece a Tomás comprobar la herida del costado. Esta devoción expresa que Dios tiene corazón. El corazón es expresión de amor. El Corazón de Jesús refleja el amor misericordioso de Dios, no es la devoción a un órgano vital, sino a la persona misma de Jesucristo. Corazón de Jesús es lo mismo que Jesucristo.

Santa Margarita María de Alacoque y el beato Bernardo de Hoyos

Dos santos son fundamentales para entender el mensaje de amor del Corazón de Jesús. Una es la religiosa salesa santa Margarita María de Alacoque, que adorando a Jesucristo en la Eucaristía en la pequeña población de Paray-le-Monial, tuvo la revelación del Sagrado Corazón, en la cual manifestó su amor a todos los hombres y la escasa respuesta de los hombres a su amor. Se inicia entonces la Hora Santa de adoración y reparación. Adorar a Jesucristo vivo en la Eucaristía, y reparar por los que no creen y no aman a Jesús. Y surgen los nueve primeros viernes de mes, para confesar y comulgar, como expresión de amor a Jesús. En España el beato jesuita Bernardo de Hoyos, adorando a Jesús en la Eucaristía, recibe las revelaciones del Sagrado Corazón, quien le manifiesta: “Reinaré en España y con más veneración que en otras partes”. Es la Gran Promesa.

A partir de las revelaciones del padre Hoyos en Valladolid se extiende la devoción al Sagrado Corazón de Jesús por toda España y por todo el mundo hispánico, especialmente los territorios americanos. Una revista ayudó mucho a esa difusión: El Mensajero del Corazón de Jesús, dirigida por los jesuitas, a la que se añadió Reinado Social del Sagrado Corazón, dirigida por los religiosos de los Sagrados Corazones. La devoción al Sagrado Corazón de Jesús está muy vinculada al Corazón Inmaculado de María, siendo ambos los Sagrados Corazones de Jesús y de María.

Consagración de España

Expresión de esa devoción son las consagraciones y entronizaciones. Se hicieron muchas consagraciones personales, familiares, sociales y nacionales. Esto último sucedió en España el 30 de mayo de 1919, cuando el rey Alfonso XIII leyó la fórmula de consagración ante la Eucaristía, a los pies del monumento del Cerro de los Ángeles. El 30 de junio de 2019, los obispos y el pueblo católico leyeron la fórmula de consagración renovando la realizada cien años antes, en esta ocasión ante el monumento actual, que data de 1965.

La Gran Promesa (“Reinaré en España”) se ha realizado en el sentido de que el Reino de Cristo es un reino de paz y amor, de justicia y misericordia. Jesús quiere reinar en los corazones de sus devotos. Y en los últimos dos siglos se han realizado millones de consagraciones personales y familiares, y miles de consagraciones sociales que expresan ese deseo de que el Corazón de Jesús reine en los corazones y en la sociedad. Expresión de esto son los cientos de monumentos públicos levantados en honor del Sagrado Corazón de Jesús en toda España, muchos de ellos en nuestra diócesis. Además de estas imágenes, numerosos azulejos en otras muchas localidades nos recuerdan las consagraciones de los municipios y las parroquias realizadas a lo largo del siglo XX.

El Monumento en San Juan de Aznalfarache

El conjunto monumental de San Juan de Aznalfarache es uno de los lugares más completos del mundo dedicado al Sagrado Corazón de Jesús. Alrededor de la imagen monumental, esculpida en mármol de Macael por José Lafita, y que corona una alta torre, se encuentra una amplia explanada, limitada por la Parroquia de los Sagrados Corazones, la Casa de Ejercicios Betania, el Seminario Menor, el Colegio de Santa Teresa de Jesús y la Casa de Cursillos; y a los pies del monumento, Regina Mundi, la Institución Benéfica del Sagrado Corazón de Jesús. Todas estas obras son reflejo de las diversas facetas evangelizadoras: oración, contemplación, liturgia, enseñanza, formación sacerdotal y atención a los necesitados.

Federico Jiménez de Cisneros y Baudín

 


Calendario de Eventos

« agosto 2019 » loading...
L M X J V S D
29
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
Ver más

Síguenos