Centro de Escucha de los Religiosos Camilos: Reconocer el rostro de Dios en el que sufre

Centro de Escucha de los Religiosos Camilos: Reconocer el rostro de Dios en el que sufre

San Camilo de Lelis comenzó a trabajar junto a los enfermos después de su conversión en el Hospital de Santiago, en Roma. Transformó el modo de de trabajar en los centros de salud de aquella época: dividió el servicio por patologías, amplió e iluminó los espacios y, sobre todo,  se entregó plenamente a su vocación, imitando al buen samaritano, una figura que siempre estuvo presente en su quehacer. Ante todo y sobre todo veía el rostro de Cristo en los enfermos, convirtiéndose éstos en sus “amos y señores”. Jesús Zurbano es el superior de los Religiosos Camilos en Sevilla, y María Luisa Banda coordina el Servicio de Ayuda a Domicilio del Centro de Escucha que esta congregación tiene en la Archidiócesis. En esta entrevista nos ilustran acerca de la labor que los Camilos desempeñan en este sector de la pastoral de la salud. Una tarea en la que cuentan con el aval de cuatro siglos de experiencia.

 

Folleto Camilos¿Cómo ha actualizado su misión la Sociedad de San Camilo?

JZ.- En toda época ha existido adaptación de nuestro carisma. Al principio no solo se trabajaba en los hospitales y casas particulares, también íbamos como enfermeros a los frentes de las guerras que había en ese tiempo. Hoy abrimos obras asistenciales, hospitales, diversos centros y nos ocupamos un poco más de la formación de todos los que asisten a los enfermos. Además cuidamos la vida espiritual de estos agentes.

¿Hay un lugar en su carisma dedicado a las personas que encaran el último tramo de sus vidas?

JZ.- Sí, los Caminos continuamos asistiendo a los moribundos en su tramo final. Lo hacemos emocional y espiritualmente. De hecho, en algunos países nos llaman los religiosos ‘de la Buena Muerte’.

 ¿Todo se resume en una cultura de humanización de la salud?

JZ.- El Hijo de Dios se hizo carne, se humanizó. De ahí, de esa encarnación de Jesús, nosotros arrancamos. La persona, en su integridad, es hijo de Dios y por, lo tanto, si Dios se hizo hombre, tenemos que identificar en cada persona el Rostro de Dios, como decía San Camilo. Intentamos extender el  amor de Dios que humaniza a toda las circunstancias de nuestra vida, no solamente a la enfermedad sino al trato de cada día entre nosotros.

Folleto Camilos 2 ¿Qué servicios prestáis en Sevilla?

JZ.- Llevamos desde 1968 como capellanes del hospital Virgen del Rocío, tenemos el Servicio de Asistencia a Domicilio y recientemente hemos asumido el servicio del Tanatorio de la SE-30.  Acompañamos desde hace tres años a los que sienten la ausencia del ser que se ha ido y otras angustias de la vida a través del Centro de Escucha, promocionamos la pastoral de los enfermos en parroquias, dando charlas en las que nos piden, y organizamos jornadas de humanización de la salud. En marzo tendremos una titulada con el lema ‘Humanizar la realidad de los niños y niñas’.

¿Cómo surgió el Centro de Escucha?

MLB.- Surgió al ver el sufrimiento que hoy en día tenían las personas, la falta de acompañamiento en el duelo, las separaciones, falta de valores… Todo lo que no podían resolver solas. Tras una experiencia en Madrid, que lleva años funcionando, decidimos ayudar a través de un voluntariado, atendiendo a estas personas cuya principal necesidad es la escucha.

¿Qué relación tiene esta iniciativa con el espíritu de San Camilo?

MLB.- San Camilo se sentaba a su lado, los escuchaba y comprendía, les daba el apoyo que necesitaban, y con ese sistema psicológico es con el que nosotros trabajamos.

 ¿Cuál es la praxis del Centro de Escucha?

MLB.- Cuando recibimos una llamada discernimos el tipo de necesidad que tiene y la derivamos al compañero especializado. Acogemos a la persona utilizando una empatía terapéutica o relación de escucha, sin usar un estilo directivo ni aconsejando. Trabajamos con los valores de la persona que viene angustiada, que no es comprendida ni escuchada, para que de ella misma, a través de sus recursos, salga una persona fortalecida que pueda seguir afrontando la vida. Hay una sesión de escucha semanal durante el tiempo que necesite, y primero le damos una atención  individual. Superada  la primera etapa, que es la aceptación de la pérdida, todos los años organizamos un grupo máximo de 10 personas para continuar el seguimiento.

¿Hay un perfil de las personas que piden la ayuda?

MLB.- Son personas que vienen derivadas de trabajadoras sociales, médicos, centros de salud o psiquiatras y las acompañamos con terapias, independientemente de que tengan sus psicólogos o médicos de cabecera. Nosotros no intervenimos con medicación, sólo la escucha y acompañamiento que puedan necesitar. Este servicio es gratuito y atendemos a personas de toda condición social. Hemos tenido a inmigrantes y casos de madres destrizadas porque sus hijos se han suicidado, niños que han sufrido pérdidas o separaciones de sus padres, etc. Estos necesitan atención especial de pedagogos especializados, y somos partidarios de que no se les oculte la muerte de su ser querido, sino que, con delicadeza, se le diga la verdad adecuada a su situación.

 ¿Cómo es el equipo de trabajo de este Centro de escucha?

MLB.- Es un equipo de doce voluntarios, hombres y mujeres de diferentes categorías profesionales que se han formado en nuestros centros. Aunque todos tienen un máster de formación, cada seis meses organizamos cursos para prepararlos en todas las situaciones que la sociedad de hoy está padeciendo. No sólo la ausencia del ser querido sino el estrés, situaciones de separación o de angustias de la vida.

 ¿Con qué criterios se prepara a los voluntarios?

MLB.- Estamos trabajando con los sentimientos de una persona. Por tanto, el que escucha tiene que tener autoconocimiento, saber descubrir los valores, no juzgar,  saber comprender, empatizar.

Estamos en pleno año jubilar ¿Podemos decir que ponéis en práctica una obra de misericordia?

HZ.- Totalmente. Seguimos el estilo de San Camilo, el imitador del buen samaritano. Obras de misericordia son atención al enfermo, la atención a los que han fallecido; en esta obra del Centro de Escucha consolar al triste, Esas tres las tenemos bien grabadas.

¿Cómo lleváis el Servicio de Ayuda a Domicilio?

MLB.- Se sustenta con profesionales y ello conlleva un coste. Son personas que viven el espíritu de los Religiosos Camilos, personas con muchos valores que se distinguen de otros por la atención integral que dan.

¿Qué significado tienen los ‘jueves eucarísticos’ en vuestra misión?

JZ.- Sí, los jueves exponemos el Santísimo. San Camilo tenía siempre presente la presencia de Jesús en el enfermo, donde veía el rostro de Cristo. Pasaba horas y horas de adoración, apenas dormía adorando al Santísimo; también nosotros lo hemos adoptado, lo precisamos para nuestra vida individual. En estos momentos, además, hemos asumido la responsabilidad de la adoración nocturna en San Hermenegildo.

 

http://www.camilos.es/voluntariado/centro-de-escucha-de-sevilla.html

 

 


Calendario de Eventos

« septiembre 2020 » loading...
L M X J V S D
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2
3
4
Ver más

Síguenos