Author image

Nueva esperanza en M’banza-Kongo

La generosidad a la vocación y el apoyo de la campaña de Vocaciones Nativas

hut-222834_960_720Dos nuevos sacerdotes se han ordenado ayer domingo en la diócesis de Mbanza Congo, en Angola, en una ceremonia presidida por el obispo de esta diócesis angoleña, Mons. Vicente Carlos Kiaziku. Adérito Afonso Prenda y António Diowidi Buaka serán todo un apoyo para una Iglesia que apenas cuenta con una decena de sacerdotes diocesanos.

La diócesis de Mbanza Congo no tiene medios para mantener un seminario propio por lo que se sirve de los seminarios existentes en otras diócesis de Angola, sobre todo en Luanda, la capital. Adérito concluyó sus estudios de Filosofía y los de Teología en el Seminario Mayor del Sagrado Corazón de Luanda. António también estudió Filosofía en Luanda, pero la Teología la estudió en el Seminario del Buen Pastor de Benguela.

A estos dos seminarios destina cada año la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol – la impulsora de la Campaña de Vocaciones Nativas del próximo 7 de mayo – una suma para la alimentación y la formación de los seminaristas. En el 2016 esta suma ha sido de 101.220 dólares para el seminario de Luanda y 103.310 para el de Benguela. Sumas parecidas se han enviado año tras año desde que ambos seminarios se pusieran en marcha hace más de treinta años.

Son ayudas de absoluta necesidad para los seminaristas que llegan de una zona tan pobre como Mbanza Congo, que apenas puede contribuir a sus estudios. De hecho con la ordenación de estos dos sacerdotes, la diócesis de Mbanza Congo, subdividida en siete parroquias o misiones, contará con 15 sacerdotes ejerciendo su ministerio en una tierra que cuenta con nada menos que 400.000 católicos.

La diócesis de Mbanza-Kongo se creó en 1990 pero su historia se remonta a la primera evangelización, con la llegada de los portugueses en los siglos XVI y XVII. De hecho el otro nombre de la localidad de Mbanza Congo es San Salvador del Kongo. Sin embargo, la colonización, la guerra de la independencia y la guerra civil que siguió dejaron sin recursos humanos y materiales a esta zona del norte de Angola, cercana a la frontera con la República Democrática del Congo.

Los dos jóvenes sacerdotes son la esperanza de esta joven Iglesia pero también son los depositarios de una larga historia misionera. Entre 1645 y 1834, pasaron por esta región varios centenares de misioneros capuchinos, llegados sobre todo de Italia. Los dos obispos que ha habido en Mbanza Congo han sido capuchinos y hay también un grupo de misioneros religiosos. Los sacerdotes diocesanos que se van ordenando, poco a poco y con muchos sacrificios, van recogiendo el testigo de los misioneros y de una gran labor de evangelización y cercanía a los más pobres.


0 comentarios

Esta entrada no tiene comentarios

dejar un comentario

Deja tu comentario

Su cuenta de correo no será publicada. Los campos señalados son obligatorios. *

Calendario de Eventos

« noviembre 2019 » loading...
L M X J V S D
28
29
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
Ver más

Síguenos