Las Cáritas parroquiales con proyectos de Infancia y Juventud continúan dando apoyo escolar a distancia

Las Cáritas parroquiales con proyectos de Infancia y Juventud continúan dando apoyo escolar a distancia

Es un hecho que los efectos sociales a causa de la COVID-19 está multiplicando la dificultad para acceder a los derechos básicos de las personas y colectivos más vulnerables. Un ejemplo de ello es la propia educación de los niños que viven en hogares en situación de exclusión social. En estos núcleos familiares, que cuentan con graves limitaciones debido a la precariedad económica o falta de condiciones de habitabilidad de sus viviendas, se suma la dificultad al acceso tecnológico de los hijos en edad escolar para realizar su actividad distancia.

Precisamente, esta dificultad de acceso tecnológico es lo que ha llevado a diferentes proyectos de infancia y juventud con los que cuentan algunas Cáritas parroquiales a poner en marcha una iniciativa que facilite a los más pequeños a seguir un proceso educativo durante el confinamiento.

De esta manera, el voluntariado de las Cáritas parroquiales donde hay proyectos de este tipo se encarga de llamar por teléfono o realizar una videollamada a los niños y jóvenes de las familias que se encuentran en acogida en sus parroquias. Esto –explica Cáritas- tiene dos objetivos: por un lado, darles el apoyo escolar que les permita realizar las tareas y trabajos que les mandan sus centros educativos; por otro, interesarse por sus inquietudes y preocupaciones, además de acompañar a las familias.

Videollamadas, correos electrónicos y más

En la Cáritas Parroquial de Jesús Obrero, de La Oliva-Bellavista, se desarrolla el Proyecto Maparra y su actividad no ha cesado en estas semanas en las que se ha extendido el confinamiento. Su voluntariado, compuesto por siete personas, se encarga de llamar a quince adolescentes que pertenecen a familias acogidas en la Cáritas para ofrecerles apoyo escolar, sobre todo en materias como Lengua, Matemáticas o Inglés, además de apoyar a otros jóvenes que en puedan tener dudas académicas.

Asimismo, los ‘tutores’ se preocupan de cómo van, tanto los adolescentes como de sus familias, que en su mayoría se encuentran en una situación de vulnerabilidad y con problemas como la falta de trabajo o de ayudas.

Por su parte, en la Cáritas Parroquial Ave María, de Dos Hermanas, se desarrolla el Proyecto Semper In Amicitia, en el que se atienden a los hijos de las familias acogidas cuando les acercan los alimentos en estos días. Según informan desde la entidad católica, el voluntariado habla y se interesa por ellos y les ofrece su apoyo si tienen que realizar alguna tarea escolar. Además, con los jóvenes se realizan videollamadas donde hablan de posibles actividades para sustituir el campamento que se realiza todos los veranos y que este año no se va a celebrar.

“La idea es mantener la iniciativa hasta que se pueda tener presencia física en los proyectos y se vuelva a una cierta normalidad. Mientras tanto, aunque el camino de cada proyecto es diferente, lo que se pretende es hacerles ver, también a los más pequeños y jóvenes, que cada gesto cuenta para seguir creciendo cada día”, concluyen desde Cáritas Diocesana.


Calendario de Eventos

« octubre 2020 » loading...
L M X J V S D
28
29
30
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
Ver más

Blogs

Síguenos