Author image

La Virgen del Rosario (Parroquia de Santa Ana, Sevilla)

En este tiempo de Pascua, la Iglesia se dirige a la Virgen con el canto del Regina Coeli, oración que la tradición atribuye a San Gregorio Magno y que une dos misterios centrales de nuestra salvación: la Encarnación («Quia quem meruisti portare») y la Resurrección («resurrexit, sicut dixit, alleluia»). En este cuadro aparece representada su partitura.

Esta obra que se encuentra en uno de los altares laterales del presbiterio, se atribuye al pintor Juan del Castillo, conocido sobre todo por ser el maestro de Murillo, y fue pintada entre 1621 y 1625.

Aparece María en la gloria sobre una nube, con el Niño en el regazo, llevando ambos el rosario en sus manos y rodeados de ángeles cantores con diversos instrumentos musicales. Así, en el grupo angélico que encontramos arriba a la izquierda, aparece un órgano positivo y un laúd de ocho cuerdas; arriba a la derecha, distinguimos un arpa y una guitarra o vihuela. En la parte inferior izquierda, una viola da gamba y una flauta. Finalmente, en la parte inferior derecha, podemos ver un trombón o sacabuche. Aparecen además dos ángeles sosteniendo sendas partituras: una con el Regina Coeli y otra sin identificar, la cual aparece perfectamente legible. De hecho, fue interpretada en el órgano de esta Parroquia el pasado mes de julio durante las fiestas de Santa Ana por el organista Claudio Gómez Calado.

La música angélica rodeando a María y a Jesús viene a subrayar que ambos son representados en la gloria celestial, donde se suceden sin fin los cantos de alabanza, mientras que la referencia al Regina Coeli en una imagen de la Virgen con el Niño es un anuncio de la victoria de Cristo sobre la muerte ya en su infancia.

Como la Virgen representada tiene la advocación del Rosario, podemos interpretar que los ángeles que tocan el órgano y el laúd representarían los misterios gloriosos, por ser éstos instrumentos solemnes y jubilosos, pero sobre todo, por la partitura del Regina Coeli, mientras que los que tocan el arpa y la guitarra harían alusión a los misterios gozosos, al ser instrumentos alegres, y el que toca el trombón representaría los misterios dolorosos, al ser éste un instrumento que era utilizado en la Semana Santa y simbolizar la muerte (con este significado lo usa Monteverdi en su Orfeo). La clave interpretativa del grupo inferior izquierda dependería de la partitura desconocida y se evidencia por el hecho de que la viola da gamba es el único instrumento que no está sonando. Como el ropaje que lleva este personaje no es similar al de los demás ángeles y además parece hacer pareja con la figura femenina orante que aparece a la derecha, podríamos pensar que se trata de dos personas reales, quizás los donantes. Al sostener una viola da gamba, podemos incluso conjeturar que este personaje sería un músico real que está ofreciendo a la Virgen su música.


0 comentarios

Esta entrada no tiene comentarios

dejar un comentario

Deja tu comentario

Su cuenta de correo no será publicada. Los campos señalados son obligatorios. *

Calendario de Eventos

« julio 2019 » loading...
L M X J V S D
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3
4
Ver más

Síguenos