La Iglesia en Sevilla, comprometida con el trabajo decente

La Iglesia en Sevilla, comprometida con el trabajo decente

Bajo el lema de este año, ‘Nos ponemos en marcha por el trabajo decente’, la Vigilia de oración organizada por la Acción Conjunta Contra el Paro el pasado miércoles, 7 de octubre, contó con la participación de 60 personas. “Esta vigilia se realiza en medio de la cruda situación que ha generado la pandemia de la COVID-19, que ha expuesto sin piedad los profundos fallos de nuestros mercados laborales y ha incrementado las condiciones de pobreza y desigualdad”, para hacer ver que “a menudo, las primeras personas en quedarse sin trabajo son aquellas cuyo empleo ya era precario: vendedores y vendedoras, camareros y camareras, personal de cocina, de limpieza o las que ayudan con el equipaje, afectando de una forma dramática y especial a las mujeres y a la juventud”, señalaban responsables de la ACCP en la monición de entrada.

En este sentido, se recordaron las palabras del papa Francisco, que invita a acercarnos con afecto y compasión al sufrimiento y sacrificio de tanta gente, al compromiso de “eliminar las desigualdades, de reparar la injusticia que mina de raíz la salud de toda la humanidad… para prepararse para un cambio fundamental en el mundo post COVID”.

Salvador Diánez, delegado diocesano de Migracionesa, tomó la palabra antes de dar paso a una serie de testimonios de personas que se encuentran en situación de precariedad laboral. “A poco que echemos la vista a la situación que estamos viviendo, es fácil descubrir las múltiples deficiencias existentes en casi todos los ámbitos de la vida: la sanidad –desbordada por la pandemia; la política –crispada y que parece imposible aunar fuerzas para el fin primero de su actividad, el bien común;, la economía –deshumanizada que se sustenta en el bien de una minoría, donde unos pocos ricos lo son cada vez más y una multitud cada vez es más empobrecida; y el ámbito laboral repleto de carencias y abusos donde la precariedad está asumida como algo normal”.

Fueron cuatro los testimonios que se pudieron escuchar durante la vigilia. En ellos, se puso rostro a la precariedad laboral, con cotizaciones que no corresponden a jornadas de trabajo reales, cuando era el caso que cotizaban, donde las medidas de seguridad y sanitarias por la COVID-19 no eran adecuadas… pero a pesar de eso “daban las gracias por tener lo que tenían y se mostraban confiados en que la situación cambiaría para poder ofrecerle las mejores condiciones a sus respectivas familias”, señalan fuentes de la ACCP.

Más adelante, las palabras del Evangelio sirvieron para profundizar sobre las realidades de precariedad laboral presentes a nuestro alrededor. Así, desde la ACCP se propuso “acercarse y acoger a la persona con toda la complejidad y sufrimiento de su situación, poner en marcha procesos, acompañar desde la comunidad e integrar socialmente para que la persona que lo pasa mal pueda tomar las riendas de su propia vida y se sienta útil y capaz”. En esta línea, destacó Diánez, “es más fácil condenar, culpabilizar, dar por perdido, desentenderse, excluir, ignorar… la Buena Noticia es el amor, el que libera, sana, protege, cuida, capacita, reconoce, incluye”.

Para finalizar, se leyeron una serie de intenciones para contribuir al trabajo decente:

En primer lugar, se denunció la falta de trabajo decente para todas las personas en nuestra sociedad, y se hizo una demandar por la creación de trabajo decente, “clave para el desarrollo humano, integral y solidario”. Por otro lado, se pidió poner fin a la pobreza y el hambre en todas sus formas y dimensiones. Asimismo, se instó a “proteger el planeta de la degradación mediante el consumo y la producción sostenibles, la gestión sostenible de recursos naturales y medidas urgentes para hacer frente al cambio climático”. Igualmente, en las intenciones se señaló la necesidad de “propiciar sociedades pacíficas, justas e inclusivas que estén libres de temores y violencia”.

Finalmente, en la vigilia se abogó por trabajar por un salario universal “que reconozca y dignifique las existencias de las personas más excluidas; capaz de garantizar y hacer realidad esa consigna tan humana y tan cristiana: ninguna persona trabajadora sin derechos”.


Calendario de Eventos

« octubre 2020 » loading...
L M X J V S D
28
29
30
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
Ver más

Blogs

Síguenos