Author image

II Domingo de Cuaresma

TransfiguraciónEn aquel tiempo  tomó Jesús a Pedro, a Juan y a Santiago y subió a lo alto del monte para orar.  Y, mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió y sus vestidos brillaban de resplandor.  De repente, dos hombres conversaban con él: eran Moisés y Elías,  que, apareciendo con gloria, hablaban de su éxodo, que él iba a consumar en Jerusalén.  Pedro y sus compañeros se caían de sueño, pero se espabilaron y vieron su gloria y a los dos hombres que estaban con él. Mientras estos se alejaban de él, dijo Pedro a Jesús:  «Maestro, ¡qué bueno es que estemos aquí! Haremos tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías». No sabía lo que decía.  Todavía estaba diciendo esto, cuando llegó una nube que los cubrió con su sombra. Se llenaron de temor al entrar en la nube. Y una voz desde la nube decía:  «Este es mi Hijo, el Elegido, escuchadlo».  Después de oírse la voz, se encontró Jesús solo. Ellos guardaron silencio y, por aquellos días, no contaron a nadie nada de lo que habían visto.

Comentario bíblico por Pablo Díez

(Gen 15, 5-12. 17-18; Sal 26, 1. 7-8a. 8b-9abc. 13-14; Fil 3, 17-4, 1; Lc 9, 28b-36).

El Dios que renueva sus promesas a Abraham se transparenta en el Jesús que revela su gloria a Pedro, Santiago y Juan. Esto se pone de manifiesto en los elementos propios de las teofanías: un profundo letargo (Gn 15,12; Lc 9,32), que Dios suscita para llevar a cabo algo grande (cf Gn 2,21; 1Sam 26,12; Is 29,10; Job 4,13); el humo (Gn 15,17.Cf Ex 19,18) o la nube (Lc 9,34 .Cf Ex 13,21; 1Re 8,10); el fuego (Gn 15,17. Cf Ex 13,21) o el color blanco (Lc 9,29. Cf Dn 7,9). El monte de la Transfiguración evoca no sólo la alianza concluida con Abraham, sino también aquella otra concertada con Moisés en el Sinaí (Ex 19,5; 24,8), de manera que la presencia de éste último junto a Elías (Ley y Profetas) hace converger en Cristo la historia de la salvación que se inicia con el patriarca y alcanzará su punto culminante con la Pasión (el sacrifico definitivo que sustituye a los ofrecidos en el culto del Templo, prefigurados en la novilla, la cabra, el carnero, la tórtola y el pichón) y la Resurrección.

La alianza incondicionada con Abraham (sólo Yahvé se compromete, pasando entre los animales seccionados. Cf Jer 34,18) se plenifica en Jesús (sólo él sufre la pasión), como certifica la voz divina (Lc 9,35), que invita a una actitud de escucha (obediencia) del Hijo que hará partícipes de su destino a los que la secunden, glorificando sus cuerpos (Flp 3,21), al modo que anticipa el de Cristo transfigurado.


Calendario de Eventos

« agosto 2022 » loading...
L M X J V S D
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3
4
Ver más

Intención de oración. Agosto

Blogs

TeamViewer para soporte remoto Archidiócesis

Síguenos

Intención de oración. Agosto