Author image

En la muerte de Don Antonio Gavira Alba

El pasado 11 de octubre falleció el escultor y pintor Antonio Gavira Alba, artista cuya profunda fe se refleja en gran parte de su prolífica obra. De su producción sobresalen esculturas muy queridas y populares, como el monumento de Santa Ángela de la Cruz, en la calle del mismo nombre en Sevilla.

Nacido en 1929 en Mairena del Alcor, realizó sus estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de Sevilla, hoy facultad, de la que llegó a ser catedrático y en la que fueron profesores suyos escultores destacados como Juan Luis Vassallo o Antonio Cano. Su estilo se enmarca dentro del denominado clasicismo mediterráneo y se caracteriza por la simplificación de las formas, los ritmos ondulantes y el suave tratamiento de las superficies.

Su obra presenta una gran variedad tanto en materiales como en temas, destacando especialmente sus esculturas en barro o bronce de pequeño formato que suelen presentar el tema de la maternidad, expresión de su compromiso activo en la defensa del no nacido y en la lucha contra el aborto. Igualmente fue autor de numerosos monumentos públicos, algunos realizados en colaboración con su hermano Jesús, también escultor. Entre ellos subrayamos el mausoleo de Antonio Mairena o el monumento a la Feria de Mairena, ambos en dicha localidad de los Alcores. Mención aparte merece el monumento a Santa Ángela de la Cruz, realizado en 1965, que se encuentra junto a la Parroquia sevillana de San Pedro.

Su honda fe, concebida “como un ejercicio de apostolado, de realización de actos benéficos para los demás y de practicar las enseñanzas evangélicas en el trabajo y la vida diaria”, según reconocía él mismo, se traduce en diversas obras de gran unción y belleza, como la Virgen del Amparo que recibe culto en la Capilla del Cristo de la Cárcel. Entre ellas sobresale también el Cristo de la Paz (en la imagen), crucificado de gran tamaño realizado en bronce que preside el cementerio de Mairena, realizado en memoria de su madre fallecida muy joven, cuyos brazos abiertos son una permanente invitación a la Vida eterna para todos aquellos que visitan el camposanto y cuya fuerza constituye un anuncio de la Pascua.

Destacamos por último de su producción religiosa, la imagen del Resucitado de la Hermandad Sacramental a la que pertenecía, que se encuentra en la Parroquia de la Asunción. Él mismo expone que intentó dotar a esta imagen “de un sublime gesto repleto de serenidad, magnificencia y bondad”. Concebido como un Cristo triunfante, alejado de cualquier dramatismo teatral, presenta su mano derecha alzada en actitud de bendecir, invitándonos al cielo, según su autor, mientras que su brazo izquierdo hacia abajo es una llamada que nos hace Jesús Resucitado a su encuentro.

Fue autor igualmente de Jesús orando en el Huerto de Sanlúcar la Mayor, de Jesús Cautivo de Estepa y del San Juan de la Hermandad de la Paz de Sevilla, por citar solamente otras imágenes de nuestra Archidiócesis.

Antonio Rodríguez Babío, delegado diocesano de Patrimonio Cultural

Fotografías: Antonio Romero Acosta.

 


0 comentarios

Esta entrada no tiene comentarios

dejar un comentario

Deja tu comentario

<

Calendario de Eventos

« diciembre 2020 » loading...
L M X J V S D
30
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3
Ver más

Blogs

Síguenos