Author image

Crucificado de la Parroquia de Nuestra Señora del Juncal (Sevilla)

Tras la construcción del barrio del Juncal en los años 60, los vecinos pronto sintieron la necesidad de contar con una parroquia para recibir los sacramentos. Don Francisco Pérez Domínguez, primer párroco del Juncal, comprendió estas necesidades y logró que Escribano S.A., la empresa constructora del barrio, cediera un local para establecer la nueva parroquia.

A pesar de la sencillez del lugar, los vecinos recibieron con gran entusiasmo este espacio, que fue consagrado y bendecido el 5 de septiembre de 1965 por el arzobispo don José María Bueno Monreal. Inicialmente, la parroquia recibió el nombre de Santísima Trinidad, pero en 1966, tras la bendición de la Santísima Virgen del Juncal, se renombró como Parroquia de Nuestra Señora del Juncal.

En sus inicios, la parroquia contaba únicamente con una mesa de altar y un calvario en el presbiterio, compuesto por la imagen de Nuestra Señora del Sol, obra de Antonio Bidón Villar, y un crucificado de tamaño académico. Esta imagen de la Virgen del Sol sería el germen de la actual Hermandad del Sol. Después de las obras de ampliación en 1968, ambas imágenes fueron trasladadas a la capilla sacramental. La escena se completó en 2001 con una imagen de San Juan Evangelista, también de tamaño académico, obra de Manuel Téllez Berraquero. Estas imágenes permanecieron en la capilla hasta 2017, cuando fueron trasladadas al final de la nave del evangelio, donde pueden ser contempladas y veneradas actualmente.

El crucificado, sin advocación específica, fue donado por Carmen Fernández Toro. Esta obra, fechada en el siglo XVII y atribuida a Juan de Mesa por Antonio Gómez Castillo, miembro de la Real Academia de Santa Isabel de Hungría y vocal de la Comisión Diocesana de Arte, fue categóricamente afirmada como obra de Mesa: «Sin duda alguna es obra de su mano». Esta atribución fue también publicada por Fernando Galán en el diario ABC en 1982. Aunque no se ha confirmado plenamente la autoría, la calidad artística de la obra es indudable, destacando por su estudio anatómico, la expresión, y detalles como los dedos bendiciendo que reflejan la maestría del imaginero y que pone de manifiesto el parecido con el Cristo del Amor. La restauración llevada a cabo en 2019 por Luis Maqueda Toro reveló la magnífica policromía de la talla y la cruz, originalmente de color verde, devolviendo a la imagen su esplendor original.

Cabe destacar que esta imagen llegó a presidir el rezo del viacrucis parroquial en andas en 1967, junto a la Virgen del Sol, por las calles de la feligresía, aunque este hecho no se mantuvo en el tiempo.

María Teresa Fariña Pancho, graduada en Historia del Arte y colaboradora de la Delegación diocesana de Patrimonio cultural


0 comentarios

Esta entrada no tiene comentarios

dejar un comentario

Deja tu comentario

<

CARTA DOMINICAL

Llamada y misión

19 julio 2024

Calendario de Eventos

« julio 2024 » loading...
L M X J V S D
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3
4
Ver más

Síguenos

TeamViewer para soporte remoto Archidiócesis

Intención de oración. Julio 2024