Carta del Arzobispo a los sacerdotes y religiosos sacerdotes de la Archidiócesis (Misa Crismal)

Queridos hermanos y amigos:

El próximo día 27 de marzo, Martes Santo, a las doce de la mañana tendremos en la Catedral la Santa Misa Crismal. En esta Eucaristía, de tantas resonancias sacerdotales, los presbíteros estrecharemos nuestra comunión con el Señor y entre nosotros como participes del único sacerdocio de Jesucristo y miembros de un único presbiterio. En ella encomendaremos a la piedad y misericordia de Dios el eterno descanso de los sacerdotes fallecidos durante el año y recordaremos con afecto a los sacerdotes ancianos y enfermos. Daremos también gracias a Dios por el bien inmenso que los sacerdotes fieles, buenos y entregados hacen a nuestras comunidades, no siempre reconocido socialmente.

La Misa Crismal es una de las ceremonias más bellas y de más rico simbolismo de todo el año litúrgico. Como sabéis, su lugar propio es la mañana de Jueves Santo. En nuestro caso, para facilitar vuestra asistencia, la celebramos en la mañana del Martes Santo. Tanto el señor Obispo auxiliar como un servidor os invitamos con mucho interés. Todos sabemos el bien que nos hacen los encuentros arciprestales y de Vicaría, y muy especialmente este encuentro de la Misa Crismal y la fiesta de san Juan de Ávila, que reverdecen nuestra ilusión sacerdotal y nos recuerdan las fechas entrañables de nuestra ordenación.

Traed con vosotros a los laicos y a las religiosas para que recen con nosotros y por nosotros, para que pidan que seamos siempre fieles, hombres de vida interior y pastores abnegados, para que pidan también con nosotros al Dueño de la mies que nos conceda muchas, generosas y santas vocaciones.

Previamente, a las once tendremos la celebración comunitaria de la penitencia en la parroquia del Sagrario y, finalizada la Eucaristía, un encuentro festivo en el Patio de los Naranjos. A todos os esperamos con ilusión, mientras pedimos al Señor que os bendiga, os guarde y os ayude a vivir una Semana Mayor verdaderamente santa y santificadora.

Un abrazo fraterno y la bendición de vuestros obispos.

+ Juan José Asenjo Pelegrina

Arzobispo de Sevilla


Síguenos