Acompañamiento, consuelo y atención ante situaciones de duelo y desesperanza

Acompañamiento, consuelo y atención ante situaciones de duelo y desesperanza

Dos de las siete obras de misericordia espirituales están relacionadas con dar buen consejo al que lo necesita y consolar al triste; precisamente en momentos de confinamiento, duelo, miedo, pánico y soledad, cientos de profesionales acompañan, orientan y atienden a las personas en conflictos de relaciones familiares o problemas laborales, brindando asistencia a aquellos que están atravesando la enfermedad o han perdido a un ser querido y experimentan sentimientos de bloqueo, desesperanza o situaciones que les producen desasosiego.

Estas acciones caritativas y evangélicas de instruir, consolar y confortar a quien lo necesita, se llevan a cabo, hoy más que nunca, en el  Centro de Escucha San Camilo de Sevilla, a través del servicio de Humanización de la Salud que tiene como finalidad ayudar a las personas que pasan por una situación de  sufrimiento o crisis en sus vidas.

Religiosos Camilos

El Centro de Escucha San Camilo de Sevilla está integrado por doce voluntarios seglares pertenecientes a la orden fundada en 1550 por Camilo de Lelis “con el carisma de la misericordia, la asistencia a los enfermos, el buen samaritano”, explica Jesús Zurbano, superior de la Comunidad de los Camilos en Sevilla. “La orden nace con un cuarto voto, poner a riesgo la vida de uno por los demás. En tiempos de San Camilo murieron trescientos frailes en la epidemia de Roma”, recordó.

“La Orden de los Ministros de los Enfermos, más conocidos como Religiosos Camilos nació bajo la inspiración de crear una compañía de hombres piadosos y buenos que sirvieran a los enfermos voluntariamente y por amor de Dios, con el mismo amor que tiene una madre a su único hijo enfermo”, dice Zurbano.

Durante su vida, Camilo dijo que vendría un tiempo en que esta “plantita” se extendería por todo el mundo. Hoy la orden tiene presencia en 40 países de los cinco continentes.

Acompañamiento durante la Covid-19

En estos momentos de estado de alarma por Covid-19, el Centro de Escucha ofrece acompañamiento emocional y orientación psicológica de forma gratuita en espacios físicos acondicionados para tal fin o a través de llamadas telefónicas, “constituyendo un verdadero dispositivo de salud y un recurso social para la prevención de patologías y cronificación de estados asociados a situaciones vitales dolorosas”, manifiesta Marisa Banda, coordinadora del Centro de Escucha. “La persona que solicita orientación es atendida por expertos en asesoramiento y relación de ayuda. La intervención puede ser de forma individual y en grupo de ayuda mutua”.

Los programas del  Centro de Escucha San Camilo van dirigidos principalmente a adultos, sin embargo, se han presentado también casos de niños y adolescentes  que están sufriendo la pérdida de un ser querido, dificultades en las relaciones personales, soledad, o bien, que necesitan apoyo emocional para el cuidado de un familiar enfermo.

Banda resaltó que “existen también grupos para personas en duelo que están orientados a afrontar la vida sin un ser querido, sensibilidad y respeto para que el afectado pueda liberar sus sentimientos de rabia, culpa, miedo, así como motivación para restablecer las relaciones con los demás y sentir que la vida continua”.

“Dada la complejidad de los fallecimientos por el Covid-19, suelen darse duelos complicados. En nuestro proceso de acompañamiento (que no son recomendaciones)  nosotros ayudamos a manifestar sentimientos, tomar resoluciones”, detalla.

Dado su experiencia, considera que “la capacidad de ritos y pautas ante el fallecimiento de un familiar y la incapacidad de despedirlo, está en cada persona, todos tenemos dentro una forma de afrontarla”, es por ello que desde el Centro de Escucha “solo ayudamos a buscar de qué  manera las personas en duelo pueden hacer su despedida”.

Manifiesta que como resultado del confinamiento, se producen muchos dolientes, personas destrozadas e incrédulas que experimentan una honda desesperanza al estar lejos físicamente del ser querido que ha muerto, ocasión “que aprovechamos para mantener contacto vía  llamadas con familiares y amigos para acompañarles en la despedida de esa personas, a través de  las vivencias y sentimientos de los acompañantes”. “Se trata de mensajes que se convierten en bálsamo para los dolientes”, relata la coordinadora del Centro.

Acompañamiento en situaciones difíciles

En Sevilla, los Religiosos Camilos ofrecen también atención individualizada para personas con problemas de soledad y familias con dificultades de comunicación, acompañando a familiares de enfermos crónicos, mientras facilitan estrategias y habilidades para que se puedan manejar en situaciones cotidianas difíciles.

De igual forma, el Centro de Escucha San Camilo de Sevilla está orientado a acompañar familiares de enfermos en situación terminal,  “con el objetivo de profundizar en la trascendencia de la enfermedad de su ser querido, para manejar el doloroso sentimiento de pérdida anticipada y para aprender compartiendo vivencias y estrategias psicológicas”, refiere Banda.

Las llamadas que reciben diariamente la efectúan personas que han sido dirigidas por sus médicos de atención primaria, trabajadores sociales, psicólogos y psiquiatras, y pueden efectuarse a través del número 954 351 190

Testigos de la grandeza humana

En definitiva, las voces y rostros detrás de cada llamada telefónica producida en el Centro de Escucha San Camilo de Sevilla se han convertido “en testigos de la grandeza humana y del amor que una persona es capaz de experimentar por su semejante, especialmente en la enfermedad y tras el fallecimiento, lo que nos hace sentir profundamente pequeños ante la grandeza de Dios” , reflexiona Marisa Banda.

 


Calendario de Eventos

« junio 2020 » loading...
L M X J V S D
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2
3
4
5
Ver más

Síguenos