1004 kilómetros separan Sevilla del abrazo al santo

1004 kilómetros separan Sevilla del abrazo al santo

Al igual que hacen numerosos sevillanos a lo largo del año -3.200 en 2017, según los datos de la seo compostelana-, hoy volvemos nuestra mirada a Santiago de Compostela. Y lo hacemos recorriendo el Camino Mozárabe, que parte de la Catedral de Sevilla y transcurre por la Vía de la Plata. Una ruta no tan conocida como las que cruzan el Norte de España de Este a Oeste, pero que sorprende por su belleza al que lo recorre por primera vez. Juan Ramos es el presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago Vía de la Plata. En esta entrevista nos adentra en una experiencia que no deja indiferente, y que vincula al peregrino con el legado del primer apóstol de Jesucristo que murió mártir.

 

 ¿Cuántos kilómetros nos separan del abrazo al santo?

Mil cuatro kilómetros es la distancia que separa Sevilla de Santiago por la vía de Orense.

¿Y cuáles son las modalidades más utilizadas por estos peregrinos que recorréis el Camino Mozárabe?

Vamos andando, en bicicleta, a caballo… Son varias las formas elegidas para llegar a Santiago.

Imaginamos que son pocos los que acometen este trayecto de una vez… ¿O no?

Casi la mayoría de los que hacen el camino desde Sevilla lo hacen sin prisa. El sesenta por ciento de los peregrinos son extranjeros, y hacen el camino una vez que se han jubilado o prejubilado. Del resto, efectivamente, unos llegan a Mérida, paran y al año siguiente continúan, pero hay un porcentaje importante que hace Sevilla-Santiago si las fuerzas acompañan.

¿Cuánto tiempo se emplearía para recorrerlo en condiciones normales, y qué hay que tener en cuenta para no perderse?

En la guía que hemos editado lo tenemos dividido en treinta y siete etapas. Es una guía hecha por peregrinos, y en ella hemos vertido todos nuestros conocimientos. Es una guía que contiene todo lo que el peregrino necesita: itinerario, señalización, perfiles, distancias, lo que se va a encontrar en cada población, señas de referencia para saber que no se ha extraviado… Está muy bien documentada.

¿Cuál es el ritual para todo peregrino que parte de Sevilla?

El inicio es la Catedral de Sevilla. En la puerta de San Miguel hay una baldosa en el suelo que dice ‘Camino de Santiago Vía de la Plata’, y justo en frente hay un azulejo que dice ‘Camino de Santiago’ e indica la dirección que debe tomar. El peregrino escucha misa de ocho y media en la Catedral, sella su credencial allí, y toma dirección Guillena si va andando, o hacia otro pueblo si va en bicicleta. A partir de ahí, García de Vinuesa, Jimios, Zaragoza, Reyes Católicos, puente de Triana y calle Castilla, para abandonar la ciudad.

¿Cuáles son las preguntas más frecuentes de los peregrinos que se informan en su asociación antes de hacer el Camino?

Hay dos tipos de peregrinos, el que ya ha hecho el Camino y repite, con lo que trae ya una experiencia, y el que va por primera vez. Éste pregunta todo, porque no sabe realmente ni cómo tiene que ir vestido, qué calzado llevar, qué tener en la mochila, ni cómo funcionan los albergues, ni cuánto cuesta… Todo. Nosotros abrimos la asociación cinco días a la semana, en el número ochenta y dos de la calle Castilla, con el fin de dar información a todo el que lo necesite.

¿Tienen noticias de cuántos peregrinos cruzan España desde el Sur?

Sí. El año pasado llegaron a Santiago 9.300. De ellos, 3.200 sevillanos.

¿Qué alternativa aconseja a quienes no tengan el tiempo o la capacidad para hacer el Camino completo de una vez?

Depende de la belleza del paisaje o el destino final de la etapa. Todo el que recorre la Sierra Norte de Sevilla dice que es una maravilla. También cuentan maravillas de la Dehesa de Extremadura, y tengamos en cuenta las ciudades patrimonio de la Humanidad que hay en el Camino de la Plata, como Mérida, Salamanca, Zamora, Sevilla, Santiago… Es un Camino muy identificado con una historia enorme.

No todo es andar. El peregrino encuentra a lo largo del Camino señales que recuerdan el componente religioso

Sí. Además de las etapas citadas están las que terminan en centros religiosos. Hay albergues municipales, de particulares y de la Iglesia. Las etapas que terminan en albergues de la Iglesia o mantenidos por la Iglesia -como es el de Monesterio, por ejemplo- son otra aventura, tienen ese aliciente. Son centros de llegada magníficos, donde encuentra uno la paz que quizás vaya buscando.

 


Calendario de Eventos

« diciembre 2018 » loading...
L M X J V S D
26
27
28
29
30
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3
4
5
6
Ver más

Síguenos