Author image

“MIRABILE DICTU”

En castellano: “Maravillosas de contar.”

Las vidas  de los santos como  Santa Teresa de Calcuta son maravillosas de contar.

No es mi pretensión hacer una recopilación de su biografía en estas líneas, ya que los medios lo han hecho, sino más bien destacar algunos de los aspectos de su vida que me han impactado y me han hecho reflexionar.

A Madre Teresa de Calcuta, como nos dice el papa Francisco que espontáneamente la seguiremos llamando,  se la consideraba santa desde hace tiempo;  pero esta pequeña mujer albanesa que dedicó su vida a cuidar a los más pobres de entre los pobres, hoy, tras 19 años de su muerte ha sido declarada santa oficialmente.

Como mujer, me impresiona siempre lo enérgica y decidida que era en sus propósitos. Recuerdo haber leído que en 1983, durante el Primer Encuentro Internacional de Defensa de la Vida, defendió con vehemencia la doctrina de la Iglesia, conceptiva, antiabortista  y contraria al divorcio.

Se comprometía en la defensa de la vida proclamando incesantemente que “el no nacido es el más débil, el más pequeño, el más pobre”.

El principio fundamental de su mensaje y de su acción marcaría toda su vida. “Quiero llevar el amor de Dios a los pobres más pobres; quiero demostrarles que Dios ama el mundo y que les ama a ellos.”

Estamos en un tiempo ávido  de testimonios y el que nos dio con su generosidad, abnegación y entrega a los demás tiene pleno sentido en la actualidad.

En las entrevistas que le hacían no entendían su criterio de ayuda a las personas. Ella respondía rápidamente que no eran las creencias, sino la necesidad, atendiendo así a personas de cualquier raza y credo.

La sonrisa que mostraba a la gente era uno de los signos visibles más creíbles en ella;  no permitía que nadie se  alejase de ella sin sentirse mejor y más feliz, decía: “tal vez no hable su idioma, pero puedo sonreír”. Era una sonrisa de gratitud.

Nos dice el Papa al respecto: “Llevemos en el corazón su sonrisa y entreguémosla a todos los que encontremos en nuestro camino, especialmente a los que sufren. Abriremos así horizontes de alegría y esperanza a toda esa humanidad desanimada y necesitada de comprensión y ternura.”

Esta incansable trabajadora de la misericordia nos ayude a comprender cada vez más que nuestro único criterio de acción es el amor gratuito, libre de toda ideología y de todo vínculo y derramado sobre todos sin distinción de lengua, cultura, raza o religión

Algo que repetía en varias situaciones era que en el mundo hay otra pobreza peor que la material: “el desprecio que los marginados reciben de la sociedad, que es la más insoportable de las pobrezas.”

En 1986 tuvo un encuentro en Cuba con Fidel Castro; ella le transmitió que quería fundar allí  y él le dijo que de los pobres se ocupaba el Estado. Ella supo hacerle entender que aunque el Estado se ocupara de ellos en el aspecto material, ellos necesitaban también ser amados.  Con el transcurso del tiempo, fundaría 8 casas de vida activa y una contemplativa.

Madre Teresa de Calcuta, se acercaba a los pobres tal como eran, criaturas, hijos de Dios, prójimos. Fue una mujer que actualizaba diariamente el mensaje del buen samaritano.


13 comentarios

  1. MANUEL LEON 09:25, Sep 05, 2016

    Gracias Beatriz por tus posts tan acertados y que nos ayudan tanto a la reflexión.

    No existe mayor perfección que haber canonizado a este ejemplo de vida cristiana en el año de la misericordia.

    Estamos tan a falta de misericordia…todos vemos nuestras necesidades ignorando las de los otros…o incluso…despreciando al que más necesita de nuestra ayuda y misericordia…

    Santa teresa de Calcuta nos pone un espejo delante de nuestras conciencias en el que es difícil e incómodo mirarnos…

    Como dijo San Juan de la Cruz…a la tarde te examinaran en el amor…

    Responder a este comentario
  2. Paloma RM 09:52, Sep 05, 2016

    Gracias por la reflexión, ya tenemos una potente intercesora en el. Cielo para que nos ayude a ser más misericordiosos. A amar más y mejor.

    Responder a este comentario
  3. Rosario 17:05, Sep 05, 2016

    “Persona pequeña, pero grande de espíritu”. Merecida es la santidad dada a Madre Teresa de Calcuta, cuya vida estuvo entregada a los pobres, a los marginados y a todos los que necesitaban el amor de Dios.
    El mensaje del Evangelio lo hizo realidad en su vida, buen ejemplo a seguir.
    Mirabile Dictu fue la vida de la santa Madre Teresa de Calcuta, intercesora de tod@s los que se acojan a ella.

    Responder a este comentario
  4. Faty 18:34, Sep 05, 2016

    Gracias por esa reflexión y gracias por recordar las palabras: “el no nacido es el más débil, el más pequeño, el más pobre”,porque en España mueren al día 300 bebés en el vientre materno y muchos miramos para otro lado a la hora de votar

    Responder a este comentario
  5. Ana Laguna 23:17, Sep 05, 2016

    La Iglesia ha convertido en Santa aquella que en vida ya fue considerada como tal. Santa Teresa de Calcuta abanderó durante toda su vida la entrega, la oración y el sacrificio. Gracias Beatriz por enseñarnos a conocerla un poco más.

    Responder a este comentario
  6. PILAR 15:40, Sep 06, 2016

    Dice Mateo, 7-16 20 “Por sus obras los conoceréis”, y con esta breve frase se resume toda una vida. No obstante, Madre Teresa, decía “Soy tan pequeña, tan vacía, tan nada, que me pregunto por qué Dios me ha elegido”, está claro que Dios no se equivoca, sabe lo que hace. No se puede añadir más. Demos gracias a Dios por tener una Santa más en los altares, y pidamos que haya muchos más, aunque no tengan nombre reconocido.

    Responder a este comentario
  7. Reyes. 17:34, Sep 06, 2016

    Gracias Beatriz. Celebramos con inmensa alegría la fiesta de madre Teresa. Santa por su vida. Nos deja su ejemplo. Seamos ricos en amar al otro. Cualquier otro. En toda circunstancia. Y seamos ágiles en estar disponibles para los más necesitados.

    Responder a este comentario
  8. Bea 17:38, Sep 06, 2016

    Gracias por recordarnos tantas cosas por las que la Iglesia a elevado a Santa a la madre Teresa. Y como a tantos Santos para que sean modelos que nos empujen en nuestro camino a la santidad. Si, si…a nosotros en nuestro día a día, en nuestra misión de padres, o de hijos o de maestra o de catequista.
    Me gustaría añadimos un enlace con un discurso de la Santa http://infovaticana.com/2014/02/04/dejar-de-matar-a-vuestros-hijos-si-no-los-quereis-dadmelos-a-mi/

    Responder a este comentario
  9. Juan 18:36, Sep 06, 2016

    Muy buen artículo. Necesitamos conocer más cosas de la santa para difundirlas. Es una santa de nuestros días y un ejemplo para jóvenes y mayores. Gracias!!!

    Responder a este comentario
  10. pilar 20:39, Sep 06, 2016

    Bonitas palabras para una mujer de sonrisa dulce y cuerpo pequeño y encorbado.
    interesantes los testimonios de la santa que cuentas,beatriz.
    gracias por recordarnos que el empeño de una gran mujer puede vencer a la ideologia de un dictador

    Responder a este comentario
  11. Maria Jose 19:33, Sep 07, 2016

    Madre Teresa de Calcuta, ahora subida a la santidad era la mujer de las ideas claras y la verdadera comprensión de Jesús de Nazaret: los mas necesitados de amor son los primeros en ser atendidos. Fue consciente de lo que es el sufrimiento físico pero también el abandono en la soledad de la enfermedad. No los dejo solos. Buena leccion. Gracias Beatriz

    Responder a este comentario
  12. Enrique García Castellano 20:42, Sep 09, 2016

    Muchas gracias, Beatriz, por compartir tu reflexión. ¡Tenemos tanto que aprender de Madre Teresa de Calcuta! Su presencia, su vida, su testimionio nos acercan más a Dios.

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Su cuenta de correo no será publicada. Los campos señalados son obligatorios. *

SOS-SAN-Bartolome-444X115

misiones-populares

visita-pastoral

paro

donoamiiglesia

nuestra-iglesia-en-sevilla 142

bic

directorio-diocesano

Banner-ReserveAquiSusEntradasVisitasCulturalesOK

Red oracion vocaciones

Síguenos

banner ISCR ok

cursos prema

banner Apostolado Oracion 3