Author image

Jornada Mundial del Migrante y el refugiado

El próximo domingo, la Iglesia celebra la Jornada Mundial del Migrante y el Refugiado. Con esta ocasión, bajo el lema Emigrantes menores de edad, vulnerables y sin voz, el papa, en su mensaje quiere llamar la atención sobre la realidad de los emigrantes menores de edad, especialmente los que están solos, instando a todos a hacerse cargo de los niños, que se encuentran desprotegidos por tres motivos: porque son menores, extranjeros e indefensos; por diversas razones, son forzados a vivir lejos de su tierra natal y separados del afecto de su familia.

20161109_115128En el mensaje el papa recuerda, “que el que acoge a un niño como este en mi nombre, me acoge a mí; y el que me acoge a mí, no me acoge a mí, sino al que me ha enviado» (Mc 9,37; cf. Mt 18,5; Lc 9,48; Jn 13,20. También cita a los evangelistas para recordar “al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgasen una piedra de molino al cuello y lo arrojasen al fondo del mar» (Mt 18,6; cf. Mc 9,42; Lc 17,2), para a continuación añadir el peligro que corren estos niños y niñas de caer en manos de personas que los utilizarán para explotarlos sexualmente y caer en redes de prostitución o para utilizarlos como esclavos en el trabajo, o utilizarlos como soldados o bien para el tráfico de drogas y otras formas de delincuencia.

Los niños son especialmente vulnerables, por eso el papa reclama para ellos el derecho a un ambiente familiar sano con un padre y una madre que les puedan guiar en su crecimiento; derecho también a recibir una formación académica que les capacite para ser protagonistas de su propio destino y derecho también a realizar tareas recreaativas. En definitiva, dice el papa, derecho a ser niños.

¿Qué hacer ante esta situación?

Ante esta pregunta el papa responde que la historia de la salvación está ligada a la historia de la emigración “No oprimirás ni vejarás al forastero, porque forasteros fuisteis vosotros en Egipto” (Ex 22,20); “Amaréis al forastero, porque forasteros fuisteis en Egipto” (Dt 10,19).

Para evitar todas las situaciones de injusticia y de vulneración de los derechos de los niños Francisco propone:

refugiadosA los inmigrantes les pide que por el bien de sus hijos colaboren cada vez más estrechamente con las comunidades que los acogen. A estas el papa les dice que trabajen por la integración de los niños y de los jóvenes emigrantes.

El papa aboga por soluciones definitivas y que se afronten en los países de origen las causas que provocan la emigración.

Los obispos españoles de la Comisión de Migraciones han publicado también un documento en el que además de insistir en los mismos aspectos que el papa, piden que las leyes nacionales e internacionales que hablan de los derechos de los niños y de su protección se cumplan.

El papa y los obispos de esta comisión alaban la actitud de tantas personas dedicadas: Congregaciones, Delegaciones, Cáritas, voluntarios… que se dedican a la atención y acompañamiento de estos niños y jóvenes.

Por último, aunque deberá ser lo primero, dicen en esta nota, es absolutamente necesario  un nuevo orden económico internacional basado en el diálogo, la cooperación y la solidaridad entre los pueblos para que el mundo sea casa común de todos los hombres.

 

 

 


0 comentarios

Esta entrada no tiene comentarios

dejar un comentario

Deja tu comentario

Su cuenta de correo no será publicada. Los campos señalados son obligatorios. *

SOS-SAN-Bartolome-444X115

misiones-populares

visita-pastoral

paro

donoamiiglesia

nuestra-iglesia-en-sevilla 112

bic

directorio-diocesano

meapuntoareligion2017

Red oracion vocaciones

Síguenos

banner Apostolado Oracion 3

cursos prema