Author image

XXXIV Domingo del tiempo ordinario, Solemnidad Jesucristo, Rey del Universo.

Se sentará en el trono de su gloria y separará a unos de otros

 

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos:

xto-rey-fano«Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre, y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria y serán reunidas ante él todas las naciones. Él separará a unos de otros, como un pastor separa las ovejas de las cabras.  Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda.  Entonces dirá el rey a los de su derecha: “Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo.  Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme”.  Entonces los justos le contestarán: “Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos de beber? ¿cuándo te vimos forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos?;  ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?”.  Y el rey les dirá: “En verdad os digo que cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis”.  Entonces dirá a los de su izquierda: “Apartaos de mí, malditos, id al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de beber, 43 fui forastero y no me hospedasteis, estuve desnudo y no me vestisteis, enfermo y en la cárcel y no me visitasteis”.  Entonces también estos contestarán: “Señor, ¿cuándo te vimos con hambre o con sed, o forastero o desnudo, o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?”.  Él les replicará: “En verdad os digo: lo que no hicisteis con uno de estos, los más pequeños, tampoco lo hicisteis conmigo”.  Y estos irán al castigo eterno y los justos a la vida eterna».

Evangelio según San Mateo 25, 31‑46

Comentario bíblico por Pablo Díez

(Ez 34,11-12.15-17; Sal 22,1-2a.2b-3.5.6; 1Cor 15,20-26.28; Mt 25,31-46).

La figura de Yahvé como pastor emerge con fuerza en el texto de Ezequiel, donde las acciones principales: buscar, librar y sacar, evocan el esquema de la gran gesta salvadora de Dios para su pueblo, el Éxodo, con el que se anuncia la vuelta del destierro. En esta coyuntura son cruciales, por parte del Pastor, los cuidados extraordinarios (buscar perdidas, recoger descarriadas, vendar heridas, curar enfermas), que generan en su rebaño la confianza expresada en Sal 23,4, pero que cesarán al llegar a la tierra, siendo reemplazados por las tareas ordinarias del pastor (apacentar, hacer sestear). La iniciativa del Señor, su presencia en la escena de la historia es imprescindible pues encarna la figura del Buen Pastor, que están llamados a imitar todos los que se adhieren a él por la fe.

Pero, tal como indica el v. 17, el pastor termina convirtiéndose en juez, ya en este mundo, denunciando el proceder de aquellos que no imitan su actitud en las relaciones con las demás, sino que se olvidan del otro o promueven abusos e injusticias. En el evangelio, es Jesús, Buen Pastor, quien asume esta función judicial. El criterio del juicio es el amor, que en su predicación ha proclamado como mandamiento supremo y criterio de relación con los demás (Mt 5,21-48; 22,34-40; 23,23). Esa es la tarea que los lectores del evangelio reconocen para esta vida, pues saben que en su vuelta gloriosa Cristo se identificará con sus hermanos pobres y con quienes actuaron con ellos como “buenos pastores”, y se desvinculará de los que obraron en sentido contrario.

Orar con la palabra

  1. Imitar la búsqueda amorosa del Buen Pastor.
  2. Atentos a las necesidades de los otros, como Cristo lo está a las nuestras.
  3. Un juicio de amor. La misericordia se ríe del juicio.

 


SOS-SAN-Bartolome-444X115

misiones-populares

visita-pastoral

paro

donoamiiglesia

nuestra-iglesia-en-sevilla 142

bic

directorio-diocesano

Banner-ReserveAquiSusEntradasVisitasCulturalesOK

Red oracion vocaciones

Síguenos

banner ISCR ok

cursos prema

banner Apostolado Oracion 3